Destiny, ese juego que muchos decimos odiar pero no paramos de regresar con cada nueva expansión, siempre se ha mantenido lejos del PC. Hasta ahora en más de dos años se ha mantenido solamente entre las consolas PlayStation y Xbox, pero eso va a cambiar cuando llegue su secuela (hasta ahora conocida como Destiny 2) en 2017: finalmente llegará a PC.

La información ha llegado a las manos de nuestros compañeros de Kotaku desde diferentes fuentes relacionadas al desarrollo del juego en los cuarteles de Bungie. Destiny 2 será una secuela digna para el juego de acción y multijugador en línea que tiene literalmente enganchados a muchos desde su llegada en septiembre de 2014 (incluido un servidor), y en Bungie apuntan a que “se sienta como un juego completamente nuevo”, lo que en cierto modo nos da a entender que podría ser una expansión realmente enorme a la que llevarías tu personaje de siempre para continuar tu aventura. Es decir, como en cualquier MMORPG.

Advertisement

Advertisement

Pero lo más interesante de esta información es que se ha filtrado que Destiny 2 llegará a PC, lo que quiere decir que se ha acabado ese acuerdo que se dice mantenía al juego en exclusiva entre PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360 y Xbox One.

Hace años se filtró directamente desde Activision (mediante contratos entre el desarrollador y el distribuidor) que Destiny 2 llegaría tanto a PC como a PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One. Para la más reciente expansión del juego, Rise of Iron, Bungie decidió abandonar PS3 y Xbox 360 por ser consolas ya muy viejas para seguir recibiendo soporte del juego, lo que quiere decir que estos planes habrían cambiado y ahora solo llegará a PC, PS4 y Xbox One.

Bungie prometió que tenía planes para Destiny por al menos 10 años, y eso incluía un gran número de expansiones pero siempre manteniendo en cierto modo el juego original (de nuevo, como en un MMORPG al estilo de World of Warcraft). Destiny 2 parece ser el siguiente gran paso en ese camino, aunque mientras tanto tenemos mucho por hacer en Rise of Iron, la nueva expansión.

Sponsored

Personalmente y como tantos otros, me quejaré de Destiny y diré que no lo volveré a jugar más nunca (al igual que hago con cada nueva expansión), para luego comprarlo, jugarlo y seguir divirtiéndome tanto como lo he hecho en dos años. Es un vicio. [vía Kotaku]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.