"Esta es la mayor masacre de datos en la historia de Internet". Así acaba de describir Kim Dotcom lo ocurrido con el contenido que millones de usuarios aún almacenaban en el extinto Megaupload: ha desaparecido. Por completo. El proveedor de hosting danés Leaseweb, que gestionaba los servidores del servicio en Europa, ha borrado su contenido sin previo aviso, según Dotcom. Los servidores y sus datos se "requisaron" a espera del proceso legal aún pendiente con Megaupload en EE.UU., pero ya no hay datos que valgan. Han desaparecido para siempre.

"Millones de datos personales en Megaupload, petabytes de fotos, backups, datos de negocios destruidos para siempre por Leaseweb", ha publicado Kim Dotcom en su cuenta de Twitter. El borrado parece que solo afecta a los usuarios en Europa del antiguo Megaupload, donde Leaseweb proveía el servicio de hosting. Según Dotcom, la compañía no les ha dado ningún aviso previo de que borraría los datos. Les han informado hoy de que los datos fueron eliminados el 1 de febrero de 2013.

Advertisement

"Nuestros abogados habían pedido repetidamente a Leaseweb que no borraran los datos de los servidores de Megaupload mientras el proceso judicial de Megaupload seguía pendiente en EE.UU. Leaseweb simplemente ha ignorado los derechos de millones de usuarios de Megaupload. Los datos les pertenecían a ellos [a los usuarios]", ha dicho Dotcom. Veremos si la compañía de hosting da otra versión.

En definitiva, si vivías en algún punto de Europa, tenías contenido almacenado en Megaupload y esperabas recuperarlo, dalo por muerto. Es el riesgo de la nube (de Dotcom).

Foto: Getty Images