Cuando la espina dorsal de una persona (o de un animal) sufre daños, es posible que pierda la movilidad en las piernas. Científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, en Suiza, ha logrado que ratas con este tipo de lesiones vuelvan a caminar gracias a un implante que envía impulsos eléctricos directamente a la médula espinal.

No es la primera vez que se utiliza este tipo de solución para tratar a personas aquejadas de paraplejía (pérdida de movilidad en las extremidades inferiores debido a una lesión medular). En primavera de este año, un grupo de médicos de las universidades de Louisville y California logró devolver hasta cierto punto la movilidad de cuatro personas mediante esta técnica denominada estimulación epidural.

El tratamiento es útil para evitar la atrofia muscular, pero de ahí a que la estimulación epidural devuelva la capacidad de caminar había un trecho. Ese trecho lo han recorrido los investigadores de Lausana. Lo que han hecho es dotar al sistema de un procesador y un software que gestiona los impulsos que envía a la médula espinal para coordinarlos en un patrón de movimientos que permita mantener el equilibrio y caminar.

Advertisement

Los experimentos con ratas han sido exitosos, y sus resultados acaban de publicarse en la revista Science Translational Medicine. El siguiente paso de los científicos es trabajar, en 2015, con voluntarios aquejados de paraplejía para refinar el sistema. Devolver la facultad de caminar a las personas que sufren parálisis podría ser tan fácil, en el futuro, como instalar un biochip en la espalda. [vía MIT Technology Review]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)