Las puertas automáticas en las películas de Ciencia Ficción siempre se abren con una precisión y ritmo perfecto al paso de los personajes. Lamentablemente, estos mecanismos en el cine o la TV no son automáticos. En la realidad, las puertas de este tipo acostumbran a ser mucho menos precisas y hasta un poco rebeldes, al menos hasta ahora.

Los sensores de las puertas automáticas convencionales se guían por el movimiento, pero no de una manera específica. Cualquier objeto que se mueva frente al sensor la activa. Por otra parte, no es raro que se abran demasiado lento, obligando a los transeuntes a detenerse un par de segundos para poder pasar sin estamparse contra el cristal.

Advertisement

Un grupo de expertos en robótica en Japón ha desarrollado una puerta automática que combina láseres y algoritmos para calcular, en primer lugar, si la persona se dispone a atravesar la puerta, o simplemente pasa por ahí. En segundo lugar, el sistema calcula con precisión la velocidad de la persona para abrirse con una antelación que le permita entrar o salir sin modificar su paso.

La mala noticia es que implementar el nuevo sistema en una puerta tradicional supondría un coste de cerca de 1.000 dólares. Hasta que los componentes se abaraten algo, la puerta automática perfecta no llegará a nuestro centro comercial . [vía IEEE Spectrum]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter,Facebook o Google+ :)