Cuando vimos Star Wars: The Force Awakens en 2015, la película nos dejó muchas preguntas: ¿quiénes son los padres de Rey? ¿Quién es Snoke? ¿Por qué Luke está tan triste? y ¿Cómo sobrevivió la Capitán Phasma a la explosión de la base Starkiller?, entre otras. La última, ya tiene una explicación.

En los tráilers de Star Wars: The Last Jedi vimos aparecer de nuevo al a Capitán Phasma, esa oficial de la Primera Orden vestida con un genial traje de stormtrooper cromado. No obstante, la última vez que la habíamos visto hasta entonces fue cuando Han Solo y Finn la obligaron a desactivar los escudos de la base Starkiller y la dejaron en un compactador de basura para morir.

Advertisement

Pocos minutos más tarde la base fue destruida por completo en una explosión. ¿Cómo se supone que Phasma sobrevivió si nunca la vimos escapar?

Disney está publicando una serie de cómics llamados Journey to The Last Jedi (El Camino a Los Últimos Jedi) para responder algunas preguntas acerca de los acontecimientos entre el Episodio VII y el Episodio VIII. En el último número, como han podido comprobar nuestros compañeros de io9, por fin han explicado qué sucedió con Phasma, y fueron muchas cosas.

Advertisement

Según el cómic, desde el momento en el que fue atrapada en el compactador de basura hasta la explosión de la base solamente transcurrieron seis minutos. En ese tiempo, la capitán logró escapar gracias a una bomba de la Resistencia que abrió un agujero en el compactador, y se dirigió a una central de control de la base para eliminar todo registro de que ella haya sido la responsable de dejar escapar a los rebeldes, dado que usó sus códigos personales para desactivar los escudos cuando Finn y Han la obligaron. Esto, con la clara intención de no ser acusada de traición.

Después de esto, la capitán buscó en los registros si otra persona había accedido al sistema de escudos durante las últimas horas, para culparlo de traición. Un teniente de la Primera Orden llamado Sol Rivas.

A partir de este momento Phasma comenzó a buscar a Rivas en las rampas de la base desde la que estaban saliendo las naves de evacuación. En el camino, incluso presenció el combate de Kylo Ren y Rey desde la distancia, por lo que lo registró en su bitácora personal. Lamentablemente para ella, el teniente ya se había subido a un TIE Fighter y escapado, por lo que ella hizo lo mismo para perseguirlo en el espacio. En su nave, incluso se encontró con BB-9E, el nuevo androide que veremos en The Last Jedi como una versión malvada de BB8.

En resumen, en el plazo de seis minutos Phasma escapó del compactador, modificó una serie de registros de la base, presenció un combate de sables láser y escapó en una nave para perseguir al que culpará de haber dejado escapar a la Resistencia.

Esto es lo que sucedió con Phasma, un personaje que fue completamente desperdiciado en The Force Awakens al no aparecer más que solo unos segundos y cuyo mayor aporte a la trama fue dejar escapar a la Resistencia. No queda más que esperar que tenga un papel más importante en The Last Jedi.