Steve Jobs se da la mano con el Presidente Bill Clinton en la Casa Blanca, el 29 de octubre de 1997. (Foto: Clinton Presidential Library)

El Presidente Bill Clinton y Steve Jobs, cofundador de Apple, fueron amigos hasta que Jobs murió de cáncer en el 2011. Jobs incluso le dio consejos a Clinton durante el escándalo Lewinsky, pero los detalles acerca de la relación que tenían siempre han sido escasos. Nuevos documentos publicados por la Biblioteca Presidencial Clinton nos dan detalles acerca de su amistad.

Gizmodo solicitó la liberación de estos archivos (mediante un acta de libertad de información, FOIA) a la biblioteca presidencial el pasado mes de enero, incluyendo todos los documentos relacionados a Steve Jobs. Estos contienen desde cartas de recomendación que Jobs envió al Presidente Clinton acerca de quién debería ser su Secretario de Defensa, hasta notas enviadas por Clinton a Jobs acerca de su nombre apareciendo en el crucigrama del New York Times.

Advertisement

La Biblioteca Clinton también publicó docenas de fotos de eventos a los que Jobs asistió en la Casa Blanca, como la cena de estado italiano el 2 de abril de 1996 y la cena de estado chino el 29 de octubre de 1997. Jobs asistió a estos eventos acompañado por su esposa, la filántropa Laurene Powell. También hay un pequeño grupo de fotos en las que se ve a Jobs y animadores de los estudios Pixar posando en la oficina oval.

Fotos de Steve Jobs y Bill Clinton reunidos en Camp David para una proyección especial de la película animada de Pixar A Bug’s Life no fueron publicadas por motivos de privacidad, según la biblioteca Clinton. Con suerte, el público podrá verlas en algún momento, solo esperamos que no pase medio siglo.

Los máximos responsables de Pixar reunidos en la Oficina Oval, el 8 de noviembre de 1998. El evento es descrito como “el fin de semana de invitados de Camp David” por la Biblioteca Clinton. (Foto: Clinton Presidential Library)

A continuación encontrarás detallados los documentos que fueron publicados.

Las recomendaciones para posiciones en el gabinete

Algunos de los documentos en los archivos incluyen cartas entre Jobs y Clinton. En una enviada el 16 de noviembre de 1996, Jobs felicitó a Clinton por su victoria al ser reelegido. Pero eso no fue lo único que le dijo, dado que también le ofreció al presidente Clinton dos recomendaciones que nadie le pidió acerca de a quién debería elegir como Cirujano General y como Secretario de Defensa.

Advertisement

Las dos “sugerencias alocadas”, como las llamó Jobs, eran Dean Ornish para Cirujano General y Andy Grove para Secretario de Defensa. La carta llevaba el logotipo de Pixar en su parte superior.

Dean Ornish es el autor de incontables libros de dietas alimenticia y es alguien que la comunidad científica ha dicho, en repetidas ocasiones, que se equivoca en todo lo que dice acerca de dietas y longevidad. Pero Jobs, alguien que también creía en teorías de salud sin bases que probablemente contribuyeron a su propia muerte, pensaba que los acercamientos alternativos de Ornish eran justo lo que Estados Unidos necesitaba.

De la carta de Jobs al Presidente Clinton:

Sí, Dean ha inhalado (y más), lo que ocasionará algunos problemas. Sin embargo, también contará con el apoyo de muchas personas que creen que ha mejorado drásticamente (e incluso salvado) sus vidas. Este grupo de defensores incluye a muchos ejecutivos de corporaciones que han podido evitar ser intervenidos quirúrgicamente. Dean se encuentra en la vanguardia en cuanto a responder preguntas tan importantes como “¿cómo afecta mi dieta a mi salud?”, y esas respuestas podrían beneficiar a la salud de nuestra nación y con el tiempo a nuestra economía de agricultura. Dean no solo es un “médico de médicos”, sino que cuenta con la moral y el incentivo para sobreponerse ante los retos y amenazas a las que se enfrenta gracias a sus descubrimientos. Se que conoces a Dean, y confío en que él no sea desperdiciado junto a otros candidatos “tradicionales” para este trabajo tan importante.

La broma acerca de que Dean ha “inhalado” hace referencia a aquella vez en la que le preguntaron a Clinton si había fumado marihuana en su vida. Clinton dijo que sí lo hizo alguna vez, pero que “no la inhaló”, algo que fue motivo de burla.

Carta de Steve Jobs a Bill Clinton del 19 de noviembre de 1996 (izquierda), y la respuesta del presidente Clinton a Jobs (derecha). (Imagen: Clinton Presidential Library)

La recomendación de Andy Grove para Secretario de Defensa fue igual de poco convencional debido a que Grove era el CEO y fundador de Intel, además de que no había servido en su vida como militar. Grove murió en 2016 a los 79 años de edad.

De la carta de Jobs a Clinton:

Andy se encuentra en el centro de la revolución de la información, y podría llevar su perspectiva a la estrategia de defensa y los usos actuales de la tecnología de información (inteligencia, comando y control...). Podría ser un arma secreta para cambiar nuestra perspectiva y lo que creemos acerca de defensa mientras nuestra nación se enfrenta a nuevas tareas ante el mundo y limitaciones fiscales. Nunca he conocido a un mejor gestor y líder en mi vida (incluyendo a Dave Packard y Bob Noyce). Andy no tiene experiencia en políticas públicas, pero es una de las personas más rápidas e inteligentes para aprender que he conocido. Nació en Hungría, pero es ciudadano estadounidense.

El presidente Clinton envió una carta el 11 de diciembre de 1996, agradeciendo a Jobs por las recomendaciones. No obstante, se puede leer entre líneas que Clinton creyó que era algo tonto. La carta es corta y Clinton le explica que ya ha elegido quienes serán los que llenen estas posiciones, a pesar de tener “un gran respeto por Dean Ornish”.

Querido Steve:

Gracias por tu carta del 19 de noviembre. Estoy agradecido por tus recomendaciones y, como bien sabes, tengo un gran respeto por Dean Ornish. Aunque ya he anunciado al Senador Cohen como mi elección para Secretario de Defensa, aprecio tus comentarios acerca de Andy Grove. Le he mencionado tus sugerencias a Bob Nash.

Espero que tu y tu familia tengan una maravillosa temporada de fiestas.

Sinceramente,

Bill Clinton.

El paseo a la casa de David Geffen

En una carta del 3 de mayo de 1996, el presidente Clinton agradeció a Jobs por su apoyo del Comité Nacional Demócrata. La elección en la que se enfrentaría Clinton contra el republicano Bob Dole y el independiente Ross Perot se llevaría a cabo seis meses más tarde. Clinton ganó con apenas el 49,2% del voto popular, comparado al 40,7% de Dole y el 8,4% de Perot.

Pero Clinton también aprovechó la oportunidad de agradecer a Jobs por sus visitas personales, incluyendo un encuentro en la casa del magnate de las películas David Geffen.

Una carta del 3 de mayo de 1996, en la que el Presidente Clinton le agradece a Steve Jobs por su apoyo del comité. (Imagen: Clinton Presidential Library)

Gaffen era alguien que apoyó durante muchos años a los demócratas, pero su relación con los Clinton se complicó en 2001. Geffen deseaba que Clinton diera un perdón al activista nativo americano Leonard Peltier durante sus últimos días en el cargo. Peltier fue condenado en el año 1975 por matar a dos agentes del FBI en Dakota del Sur después de un juicio que fue catalogado como “injusto” por parte de muchas organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos. El perdón para Peltier ha sido algo por lo que las organizaciones de derechos humanos han luchado durante mucho tiempo en los Estados Unidos, por lo que Geffen se molestó que de Clinton no lo perdonó, pero sí a Marc Rich.

Advertisement

“¿Marc Rich obteniendo el perdón? ¿Un explotador de petróleo expatriado que abandonó su país en lugar de pagar impuestos o enfrentarse a la justicia?”, dijo Geffen a Maureen Dowd, columnista del New York Times en 2007. “Esa fue otra situación en la que los Clinton no fueron capaces de luchar por las cosas en las que realmente creían. Todos los políticos mienten, pero cuando lo hacen con tanta facilidad es algo que debería preocuparnos”.

Desde entonces Geffen ha llamado mentirosos a los Clinton y se negó a apoyar a Hillary Clinton en 2008, antes de que Barack Obama ganara su nominación. Geffen se mantuvo “neutral” en las elecciones de 2016.

David Geffen da la mano al Presidente Bill Clinton en la cena de estado chino de la Casa Blanca, el 29 de octubre de 1997. (Imagen: Clinton Presidential Library)

No obstante, la familia Clinton era cercana a Steve y su esposa Laurene. ¿Qué tan cercana? Bill y Hillary usaban una casa de Jobs en Woodside, California, para reunirse con su hija Chelsea cuando ella asistía a la Universidad de Stanford. La biografía de Jobs escrita por Walter Isaacson incluía una anécdota interesante de una ocasión en la Laurene se preguntaba dónde estaba una de sus pinturas.

En ocasiones Jobs usaba la casa de Woodside, especialmente su piscina, para fiestas familiares. Cuando Bill Clinton era presidente, él y Hillary se quedaban en la propiedad para visitar a su hija, que estudiaba en Stanford. Dado que tanto la casa como el rancho no tenían muebles ni estaban equipadas, Powell llamaba a compañías de decoración y vendedores de arte para equipar la casa temporalmente. Una vez, poco tiempo después de que se hizo público el escándalo relacionado a Monica Lewinsky, Powell estaba haciendo una última inspección de los muebles y se percató de que una de las pinturas había desaparecido. Preocupada, le preguntó qué había sucedido al Servicio Secreto. Uno de ellos le explicó que era una pintura de un vestido, y debido al tema del vestido azul de Lewinsky decidieron esconderla.

Este libro también reveló que Clinton conversó con Jobs durante la crisis del caso Lewinsky, algo que no ha sido mencionado en los archivos liberados hasta ahora.

Advertisement

“No se si lo hiciste, pero si es así, tienes que decirle a la nación”, Jobs supuestamente le dijo a Clinton durante una de sus llamadas telefónicas.

Felicitaciones a Steve

A finales de diciembre de 1996 fue anunciado que Jobs regresaría a Apple, la compañía de la que fue cofundador y abandonó en 1985 después de que la junta directiva le quitara todo su poder de decisión y participación. El Presidente Clinton vio la noticia y, el 8 de enero de 1997, le envió una carta escrita a mano felicitando a Jobs.

Carta escrita a mano por el Presidente Clinton para felicitar a Steve Jobs por su regreso a Apple después de más de una década. (Imagen: Clinton Presidential Library)

La invitación a Chelsea para ver A Bug’s Life

Los archivos también incluyen notas de la secretaría social de la Primera Hija Chelsea Clinton a Steve Jobs, después de que él la invitara a ver una función previa de la nueva película de Pixar, A Bug’s Life, en el Campus de la Universidad De Anza en Cupertino.

Una copia de la invitación de Pixar a Chelsea Clinton para asistir a una proyección de la película animada A Bug’s Life en Cupertino, California. (Imagen: Clinton Presidential Library)

Y aunque Chelsea no asistió a la proyección, parece que el Presidente Clinton pudo ver la película antes de que se estrenara.

Advertisement

Según documentos publicados por la Biblioteca Clinton, se llevó a cabo una proyección de A Bug’s Life en Camp David, el 8 de noviembre de 1998. Pero las docenas de fotos de ese evento no han sido liberadas citando las cláusulas de protección de privacidad que forman parte del Acta de Libertad de Información.

Lo que sí tenemos es fotos del día siguiente a la proyección, en las que podemos ver a jefazos de Pixar como John Lasseter (ahora jefe de Disney Animation) y Steve Jobs.

Los jefazos de Pixar en la Oficina Oval el 9 de noviembre de 1998, como parte del “fin de semana de visitantes en Camp David”. (Imagen: Clinton Presidential Library)

La fecha de las fotos es el 9 de noviembre de 1998, y fueron tomadas en la Oficina Oval. Una de ellas incluso fue capturada desde la perspectiva del escritorio del Presidente Clinton, aunque parece que el mandatario no estaba presente.

Los jefazos de Pixar en la Oficina Oval el 9 de noviembre de 1998, como parte del “fin de semana de visitantes en Camp David”. (Imagen: Clinton Presidential Library)

No soy un historiador, pero parece que las fotos desde este ángulo del escritorio presidencial son muy poco comunes. Especialmente mostrando todas las fotos personales. Normalmente vemos a las fotos ubicadas detrás del presidente y no en el escritorio.

Versión recortada y con acercamiento del escritorio el 9 de noviembre de 1998. (Imagen: Clinton Presidential Library)

La lista de Directores Ejecutivos (CEOs)

Otro archivo publicado incluye una lista de CEOs que el presidente ha “visto”. La lista no especifica cómo “vio” Clinton a estas personas, pero podemos asumir que eran reuniones cara a cara.

  • Skip Brittenham, parte de la firma jurídica Ziffren, Brittenham, Branca & Fischer
  • Edgar Bronfman, Jr., CEO de la compañía The Seagram
  • Susie Buffett, presidente de la Fundación Buffett
  • Augie Busch, IV, vicepresidente de la firma Anheuser–Busch
  • Ted Field, The Interscope Group
  • David Geffen, Dreamworks
  • Steve Jobs, propietario de Pixar
  • Chase Mishkin, productor de películas
  • Jerry Moss, cofundador de Almo Sounds
  • Marty Peretz, editor en jefe de The New Republic
  • Bob Shaye, CEO de New Line Cinema
  • Harvey Weinstein, cofundador de Miramax

La lista incluye Marty Peretz de la revista The New Republic, junto a muchas grandes figuras de la industria del entretenimiento. Pero ese último nombre llamará la atención de muchos hoy en día.

Harvey Weinstein saluda al Presidente Bill Clinton durante la cena de estado chino el 29 de octubre de 1997. (Imagen: Clinton Presidential Library)

Sí, ese es Harvey Weinstein.

La carta de agradecimiento de Laurene Powell Jobs

Los archivos también incluyen una carta de Laurene Powell Jobs, agradeciendo a los Clinton por recibirlos en la Casa Blanca e incluso por encontrarse con el perro de la familia, Rex.

Una carta escrita a mano por Laurene Powell y Stebe Jobs al Presidente Clinton y Hillary Clinton. (Imagen: Clinton Presidential Library)

La carta de Laurene:

Querido Presidente y Señora Clinton,

Gracias por una visita que recordaremos toda nuestra vida. Nos encantó la tarde, especialmente quedarnos conversando con el Presidente. Pasamos un tiempo agradable explorando la casa y los terrenos, y tener la buena suerte de encontrarnos a Rex.

Ahora nos hacemos una idea de su perspectiva viendo el exterior desde la Casa Blanca, mientras todo el mundo intenta ver hacia adentro. Gracias por compartir una pequeña parte de su mundo con nosotros.

El más cálido saludo,

Laurence y Steve Jobs.

No está claro quién más estuvo presente en esta visita a la Casa Blanca. Laurene Powell no quiso hacer un comentario para esta historia.

Laurene Powell Jobs saluda al Presidente Clinton durante la cena de estado chino en la Casa Blanca, el 29 de octubre de 1997. (Imagen: Clinton Presidential Library)

Ordenadores a Kosovo

Apple Computer donó 27 iMacs a Kosovo en 1999 durante la guerra que devastó a esa región, y el Presidente Clinton envió una carta inusualmente floja a Jobs por este motivo.

Carta enviada por el Presidente Clinton a Steve Jobs agradeciéndole por donar iMacs a Kosovo en 1999. (Imagen: Clinton Presidential Library)

¿Se había enfriado su amistad? Es poco probable, por que el siguiente verano el Presidente Clinton le envió lo que parece ser la carta más aleatoria y casual de toda la colección de documentos.

La nota acerca de Jobs apareciendo en el crucigrama del New York Times

Sí, el Presidente Clinton siempre ha sido un gran fanático del crucigrama del New York Times. Y cuando vio que Steve Jobs aparecía como la respuesta de uno de los acertijos, le envió una carta para felicitarlo.

Una carta escrita a mano en la que el Presidente Bill Clinton felicita a Steve Jobs por aparecer en el crucigrama del New York Times. (Imagen: Clinton Presidential Library)

El Presidente Clinton incluso le incluyó en el sobre el crucigrama completado. Y ahí lo pueden ver, en la pregunta número 94 “Jobs, para sus amigos”. La respuesta es Steve.

Todavía hay muchas preguntas sin responder acerca de los detalles relacionados a la amistad de Bill Clinton y Steve Jobs, pero estos archivos nos ofrecen un vistazo tras bambalinas.

Advertisement

Jobs tenía ideas únicas acerca de cómo debía funcionar el mundo, y aunque algunas de ellas fueron revolucionarias para el mundo de la tecnología, es algo bueno que el Presidente Clinton ignoró a su amigo cuando le recomendó un “gurú” de la nutrición para que fuera Cirujano General de la nación.

Según la Biblioteca Clinton, “materiales previamente clasificados” sobre Steve Jobs y su relación con el presidente podrían ser liberados en el futuro. Y aunque no espero que haya nada relacionado al escándalo Lewinsky, sería agradable al menos ver fotos de la proyección de Pixar en Camp David, especialmente porque A Bug’s Life cuenta con las voces de otros amigos de los Clinton. ¿Estuvo Kevin Spacey o Julia Louis–Dreyfus en la reunión? Tendremos que esperar para saberlo.