Madame guillotine tenía 790 followers en Twitter en 2014. Entre noviembre de 2012 y agosto de ese año escribió tuits “totalmente vejatorios y humillantes” sobre las víctimas de la banda terrorista ETA, según el fiscal. Este lunes la Audiencia Nacional la ha condenado a dos años de prisión por sus bromas.

Advertisement

Detrás de @melodalger está María Lluch Sancho, una valenciana que ahora tiene 25 años. Durante el juicio se amparó en el humor negro, pero finalmente el tribunal le ha impuesto la pena máxima que pedía la fiscalía atendiendo a la gravedad de sus comentarios, que “rezuman pura maldad sin paliativos” con “niveles de crueldad, vejación, humillación y falta de piedad de proporciones superlativas”.

En su perfil de Twitter, bajo el seudónimo de Madame guillotine, María publicaba mensajes como “Viva ETA militar. La lucha es el único camino” y una foto donde se leía “Maderos a la guillotina, ETA mátalos”. También contestaba con carcajadas a chistes sobre víctimas de ETA como el concejal Miguel Ángel Blanco y el presidente franquista Luis Carrero Blanco: “Voló voló Carrero voló y hasta las nubes llegó. Ay Carrero el primer astronauta español”.

Advertisement

María se burló en varias ocasiones del atentado que la periodista Irene Villa sufrió a los doce años y por el que perdió las dos piernas. “Va, que sé que os gusta. Reírse es bueno” escribió enlazando a un vídeo con chistes sobre ella. A pesar de la sentencia de hoy, hace unos meses la propia Irene Villa defendió la libertad de expresión en su cuenta de Twitter con el siguiente mensaje:

Con esta respuesta, Irene se refería a un caso similar que está siendo estudiado por otro juez: el del ex concejal del ayuntamiento de Madrid Guillermo Zapata, que publicó hace más de cuatro años una serie de chistes negros sobre Villa y sobre el Holocausto. [vía Europa Press]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)