Hace dos veranos, Lindsay Lohan demandó a Rockstar Games por basar los rasgos de un personaje de GTA V en su controvertida vida personal. La demanda adquirió tintes melodramáticos cuando la actriz estadounidense aseguró que su imagen se había utilizado para promocionar el videojuego (véase la foto).

El personaje en cuestión era Lacey Jonas, una cantante y actriz famosa que aparece en varias misiones de Grand Theft Auto V en tono de parodia. En la imagen, que se utilizaba para materiales de promoción del juego, lo que llamó la atención de la demandante fue que la chica llevara un bikini rojo y estuviera haciendo el signo de paz, al igual que ella en la supuesta foto original. Rockstar lo negó todo y declaró a la prensa que Lohan solo buscaba publicidad.

Advertisement

Dos años después, la batalla legal ha llegado a su fin. Hasta cinco jueces han desestimado la demanda y enviado a Lindsay Lohan a su casa. Según sus señorías, el caso carece de fundamento porque el nombre real de Lohan no se utiliza en el juego. Y, aunque Lacey Jonas fuera una representación fiel de su vida, “la historia, los personajes, el diálogo y el entorno únicos del juego, combinados con la capacidad del jugador de elegir la forma de proceder, hacen que sea una obra de ficción y de sátira”, protegida por la primera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.

Sponsored