Se llama 2017 BX, y tiene el tamaño aproximado de un autobús flotando en el espacio a 26.700 Km/h. La noche del martes 25 de enero pasará entre la Tierra y la Luna, a aproximadamente dos tercios de la distancia entre nuestro planeta y su satélite. Es el segundo meteorito que pasa tan cerca.

El pasado 9 de enero 2017 AG13, una roca del tamaño de un edificio de 10 plantas pasó entre la Tierra y la Luna al doble de velocidad que el asteroide que nos visita hoy. Ninguno de los dos objetos suponía un peligro para nosotros. En primer lugar por esto:

La distancia entre la Tierra y la Luna es bastante más amplia de lo que parece.

Solemos pensar que la Luna está muy cerca, pero en realidad se mueve alrededor de nuestro planeta a una distancia de unos 384.440 km. En ese espacio caben todos los planetas del Sistema Solar desde Mercurio a Neptuno.

En segundo lugar, ni siquiera el más grande de estos dos meteoritos hubiera supuesto un problema muy serio gracias a nuestra atmósfera. Ambos estaban compuestos de roca porosa por lo que se habrían desintegrado al entrar en nuestra atmósfera. El más grande, a lo sumo, podría haber provocado un incidente similar al del meteorito de Chelyabinsk. La Universidad de Purdue tiene un magnífico simulador que permite saber cómo sería el impacto de un meteorito en función de sus características y composición.

Advertisement

Advertisement

Sin embargo tanto 2017 BX como 2017 AG13 comparten una circunstancia muy desagradable: no los vimos hasta que los teníamos encima. Cuanto más pequeño es un meteorito, mas difícil es detectarlo hasta que está muy cerca. En ambos casos los sistemas de detección descubrieron los asteroides apenas dos días antes de que pasen junto al planeta.

Boceto del satélite NEOCam. Imagen: NASA / JPL

Solucionar esto no es fácil. La idea más práctica, de momento, pasa por poner en órbita un satélite dedicado exclusivamente a detectar NEOs (Objetos cercanos a la Tierra por sus siglas en inglés). Ese proyecto ya existe y se llama NEOCam. De momento está en fase de estudio. Según el programa Near Earth Object de la NASA, solo en enero se espera que pasen cerca del planeta otros 38 meteoritos. [vía Business Insider]