Hay muchas maneras de prevenir incendios forestales. Lo que no es tan sencillo es predecir cuándo se producirá uno de estos desastres. La NASA ha desarrollado un nuevo sistema que, aunque no es capaz de predecir dónde va a empezar un fuego exactamente, si que permite delimitar qué zonas tendrán mayor riesgo de incendio de aquí al año 2100.

La NASA utiliza un indicador que sus creadores denominan Evaporación Potencial. El sistema se basa en medir la humedad del suelo mediante dos satélites que analizan el planeta muy oportunamente llamados Terra y Aqua.

Ambos satélites llevan desde los años 80 midiendo los índices de humedad del terreno en Estados Unidos. Más de treinta años después, los datos ya son suficientes como para crear una proyección a futuro. Los resultados no son nada alentadores. Al ritmo actual, el continente norteamericano se desertiza, y zonas que hoy no tienen riesgo de incendio, en unos años sí que pueden ser pasto del fuego si no tenemos cuidado. La visualización de cómo evolucionan estas áreas podéis verla en el vídeo que encabeza este post. Habrá que esperar a que la NASA publique resultados sobre otros continentes. [PhysOrg]