Su nombre es Earl, pero No tiene nada que ver con el bueno de Earl J. Hickey. Earl es un tablet nada convencional que combina Android, una pantalla de tinta electrónica, carga solar, y varias opciones que lo hacen muy interesante para personas que pasan mucho tiempo en la naturaleza, como el conocido protagonista del programa de televisión El último superviviente (Man Vs Wild).

En esencia, este proyecto de crowdfunding consiste en un tablet con sistema operativo Android en su versión 4.1, pero ahí acaba cualquier parecido con lo que puede verse en tiendas. Los creadores del dispositivo, una joven empresa llamada Squigle con sede en Seattle lo definen como un tablet de supervivencia.

Para empezar, Earl está dotada de una pantalla de seis pulgadas y resolución 1024 x 768 píxeles. En vez de LCD, esta pantalla utiliza tinta electrónica y soporte táctil de infrarrojos, lo que reduce drásticamente el consumo de energía, y permite su uso hasta con guantes. La contrapartida es una imagen en blanco y negro y más orientada a elementos estáticos que a vídeo.

Advertisement

La carcasa es a prueba de golpes, agua y suciedad, pudiendo sumergirse hasta un metro durante media hora (iP67). La parte posterior del tablet está dotada de células solares que dejan el dispositivo completamente cargado con cinco horas de sol.

Aparte de WiFi o Bluetooth, Earl está dotado de unas potentes conexiones de radio que le permiten conectarse a emisoras AM, FM, FW y LW, y recibir partes meteorológicos por radio. También puede conectarse a frecuencias FRS, GMRS y MURS con un alcance de hasta 32 kilómetros. En otras palabras, es una estación de radio y Walkie-talkie portátil.

Earl incorpora sensores propios de humedad, temperatura, presión atmosférica y viento, lo que le permite predecir el tiempo local con bastante exactitud. Compatible con GPS y Glonass, también es capaz de posicionarnos sin problemas.

Advertisement

Este tablet pesa 303 gramos y su batería dice durar 20 horas. En el interior exhibe procesador ARM Córtex A9 a 1GHz y 1GB de RAM con puertos USB y para tarjetas MicroSD. Los chicos de Squigle han dejado pocos factores al azar, y tan sólo falta que alcancen su objetivo de financiación. Su precio es de 249 dólares [Earl Vía TechCrunch]