Parece la gamberrada de un grupo de marineros con demasiadas cervezas encima en su noche de permiso, pero es una prueba muy seria. La marina estadounidense ha comenzado a catapultar vehículos con la misma tecnología que usa el cañón de riel hipersónico, un arma experimental capaz de lanzar proyectiles a una velocidad 6 veces superior a la del sonido.

La gran pregunta es, evidentemente, ¿por qué? La respuesta es interesante. Aunque el cañón de riel está pensado para disparar munición, su tecnología de impulso es susceptible de ser usada para catapultar otros objetos a altas velocidades. Su gran ventaja es que no utiliza explosivos, sino descargas eléctricas de hasta 1 millón de amperios. Los prototipos de cañón utilizan hasta 32 megajulios de energía para lanzar varios proyectiles por minuto. La idea de los ingenieros de la marina es utilizar esta tecnología para catapultar aeronaves en su despegue.

Primero podrían ser drones. En el futuro quizá hasta cazas tripulados. De momento se han conformado con lanzar dos pequeños vehículos de carga (más una caja con ruedas y peso que otra cosa) de 3,6 y 6,8 toneladas respectivamente. Ninguno de los dos vehículos vuela en absoluto, pero han alcanzado una velocidad de salida de 260 y 333 Km/h. Este es el vídeo.

El programa experimental se llama Electromagnetic Aircraft Launch System (EMALS), y puede suponer un cambio muy importante en la manera e diseñar barcos y aviones. Un sistema de lanzamiento así ahorraría mucha pista (y mucho combustible) a las aeronaves. Los primeros en integrar este sistema serán los portaaviones clase Ford. La marina espera tener EMALS listo para 2017. [US Navy vía Popular Mechanics]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)