¿Si estás leyendo esto te cuentas muy probablemente entre la élite de personas que saben manejar un PC con soltura? La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha publicado un completo informe sobre lo que la población general sabe de tecnología. Los resultados son demoledores.

El estudio establece tres niveles de habilidad en el uso de nuevas tecnologías a la hora de resolver problemas. El nivel máximo no se refiere a saber programar o a ser un maestro haciendo overclock a tu PC. Ojalá fuera eso. En el máximo nivel de habilidad están las personas que saben realizar tareas relativamente complejas como navegar por Internet con cierta eficiencia, filtrar los correos electrónicos para encontrar los que se refieren a una palabra concreta o instalar una simple aplicación en un PC.

Advertisement

Aunque parezca increíble, solo el 5% de la población de los países de la OCDE tienen esas habilidades.

Advertisement

El nivel dos se refiere a tener la suficiente habilidad como para rellenar un formulario online que nunca has visto antes o buscar un email concreto. De nuevo parece mentira, pero solo el 26% de la población sabe hacer eso. El nivel uno reúne a los adultos con algunas conocimientos en el manejo de nuevas tecnologías. Básicamente se trata de personas que saben navegar por Internet hasta cierto punto y consultar su correo electrónico. El 29% de la población sabe hacer esto.

Hay un 14% de personas que son capaces de interactuar con un PC hasta cierto punto, pero no reúnen la suficiente habilidad para entrar en el resto de categorías. Finalmente, hay un terrorífico 26% de la población adulta de los países de la OCDE que no tiene ni idea de como interactuar con un PC.

Por países, Estados Unidos, Bélgica, Noruega o Países Bajos son los que más y mejor saben interactuar con computadoras. La media de la OCDE es de 1,4 y coincide más o menos con la habilidad de países como Alemania. España está por debajo con un mísero 0,8. En todos los países, el porcentaje de población con habilidades avanzadas es preocupantemente pequeño. Queda mucho, muchísimo por hacer. [OCDE vía Nielsen]