Siete de cada diez usuarios de Internet quiere ver cerrada la deep web, revela una encuesta mundial en la que participaron más de 24.000 personas. En México, donde se hicieron cerca de 1.000 encuestas, el 80% de los internautas se mostró de acuerdo con la idea de acabar con las redes anónimas, como Tor.

Son los resultados de la consultora Ipsos para CIGI (el Centro para la Innovación en Gobernanza Internacional). La antipatía que genera la deep web varía por países: en Indonesia, un 85% de los ciudadanos quiere se cierre; en Estados Unidos es un 72% y, en Suecia, un 61%. El problema es doble. Por un lado, cerrar una red como Tor es prácticamente imposible: las autoridades tendrían que encontrar más de 7.000 nodos secretos en todo el mundo. Por otro, la deep web representa mucho más que narcotráfico y pornografía infantil.

Advertisement

Se llama deep web o darknet (el término correcto es el segundo) a las redes de páginas y servicios que están ocultos en Internet y sólo son accesibles con un proxy o un navegador especial —como Tor Browser en el caso de Tor. Este reino ideal para la compraventa de drogas, donde se alojan servicios ilegales como el caído Silk Road, también es usado por hackers, periodistas, disidentes y activistas para intercambiar información confidencial, protestar contra la represión de forma anónima o ejercer derechos fundamentales como la libertad de expresión. Por ejemplo, nuestros compañeros de Gawker usan Tor para recibir filtraciones anónimas. Combinándolas con el cifrado, ni el gobierno ni las empresas privadas de telecomunicaciones pueden espiar estas redes.

Entonces, ¿por qué el 80% de los mexicanos (y el 71% del mundo) quiere que se cierre la deep web? La respuesta puede estar en el valor que dan estos ciudadanos al anonimato y la privacidad frente a facilitar las labores de vigilancia del gobierno contra los criminales que actúan en la deep web. O quizá desconocen que detrás del desarrollo de la deep web hay algo más que delincuentes.

[Ipsos-CIGI vía Techdirt]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.