En la saga de los dioses de Dragon Ball Super, Goku y Vegeta tienen dos transformaciones nuevas que van más allá de las que vimos en Dragon Ball Z: Super Saiyan God y la absurdamente larga Super Saiyan God Super Saiyan (o, en el doblaje latinoamericano, “Super Saiyajin Dios Super Saiyajin”).

El nombre sonaba tan ridículo que el propio Akira Toriyama decidió cambiarlo en el manga por Super Saiyan Blue, en referencia al pelo azul que adquieren los superguerreros en esta forma. La explicación del cambio fue muy sencilla, pero existió: Goku se quejaba de que el nombre de la transformación era demasiado larga y Whis proponía cambiarlo a Blue. A partir de ese diálogo, el narrador empezó a referirse a la transformación como Super Saiyan Blue, “la forma que permitió vencer a Freeza resucitado”.

Advertisement

Advertisement

En el anime, en cambio, han hecho como si Super Saiyan God Super Saiyan nunca hubiera existido. Los foros de Internet ya pueden dejar de usar el acrónimo “SSGSS” porque Vegeta ha empezado a hablar de Super Saiyan Blue sin explicación previa. Ocurrió en el episodio 37 de Dragon Ball Super, cuando Vegeta luchaba contra Cabba (un pequeño Super Saiyan del Universo 6):

“Azul...” se sorprende Cabba.

“Ésta es la última forma, Super Saiyan Blue”, dice Vegeta —enterrando el nombre Super Saiyan God Super Saiyan como si no nada. A continuación, Vegeta explica a Cabba que si entrena lo suficiente puede alcanzar esta transformación azul y, sin más dilación, le propina un puñetazo que lo deja inconsciente.

Sponsored

Y así es como Super Saiyan Blue se ha convertido en el nombre oficial de la forma en la que Goku y Vegeta sacan su máximo potencial, demostrando que el anterior había sido un error. Entre dioses y universos paralelos, muy atrás quedan los tiempos en los que el pequeño Goku viajaba con Bulma en busca de las bolas del dragón con un palo y una nube.

[vía Anicobin]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.