Lo que vemos es lo que se denomina en las boleras como “juego perfecto” (perfect game). El tipo del vídeo no sólo ha sido capaz de conseguir los 300 puntos, todo indica que también ha sido el más rápido batiendo el récord mundial anterior. El hombre paró el crono en 86,9 segundos.

Se trata del jugador de 23 años Ben Ketola. Cuando hablamos de un “juego perfecto” en los bolos nos referimos a la puntuación más alta posible, es decir, 12 strikes y los 300 puntos en un solo juego.

Advertisement

Como vemos en el vídeo, Ketola los hizo corriendo de un carril a otro de la bolera y haciendo strikes con bolas diferentes. En declaraciones para el medio Syracuse el joven decía lo siguiente:

Fue divertido. Honestamente no esperaba hacerlo. Sólo quería ver lo rápido que podía hacerlo y cuantos strikes conseguiría.

Ketola dice que decidió intentarlo mientras practicaba, tomando la estrategia del jugador de bolos profesional Tom Daugherty, quién rompió el récord en 2015 con un tiempo de 1 minuto y 50 segundos. [Syracuse]

Advertisement