Apple ha perdido en los tribunales contra un cliente decepcionado. El galés Gareth Cross demandó a la compañía por una pequeña grieta en la pantalla de su Watch Sport. La garantía no cubre los daños físicos, pero han tenido que reembolsarle la compra. ¿El motivo? Lo estás viendo en la imagen.

En su web, Apple describía la pantalla del Watch Sport como una superficie de “vidrio de silicato de aluminio a prueba de golpes y arañazos”. Esa afirmación ha desaparecido de la página del producto tras la demanda, pero sigue accesible a través de archive.org.

El Apple Watch Sport de la demanda

Advertisement

Advertisement

La sentencia ha obligado a la compañía a pagar 429 libras por los costes del caso, que ha durado seis meses, además del precio del producto: 339 libras.

“Yo ni siquiera había hecho nada extenuante, simplemente sentarme a ver la televisión. Cuando me fui a trabajar, la fisura se hizo más y más grande, así que llamé de Apple para su reparación” declaró Cross, que planea comprar otro Apple Watch cuando salga el siguiente modelo. [vía BBC]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)