La compañía japonesa Hitachi ha finalizado el desarrollo, fabricación y pruebas del que a partir de ahora será el ascensor más rápido del mundo. Al ser instalado en un rascacielos, el ascensor puede subir más de 1.260 metros por minuto, a una velocidad de 75 kilómetros por hora.

Dos de estos ascensores estarán instalados en un rascacielos conocido como el centro financiero CTF de Guangzhou, en China. Cada uno podrá subir desde planta baja a la planta número 95 en apenas 43 segundos, según anuncian los ingenieros de la compañía. Para lograrlo, Hitachi utilizó un motor síncrono de imanes permanentes, junto a cables mucho más gruesos de lo normal y un sistema de frenos resistente a las altas temperaturas (por si toca realizar un frenado de emergencia).

Advertisement

Por último, la compañía implementó una tecnología especialmente diseñada para evitar que se tapen los oídos de los que usan el ascensor.

El CTF de Guangzhou es una obra maestra de ingeniería. Se trata de un rascacielos compuesto por varias secciones y tiene una altura máxima de 530 metros. Es el séptimo edificio más grande del mundo, y consta de casi 100 ascensores en su interior. [Hitachi vía New Atlas]

CTF de Guangzhou. Foto: PQ77wd (Wikimedia Commons).

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.