Podría decirse que ya lo sabemos todo del agua, pero no es así. Hace siete años, un equipo de científicos descubrió un fenómeno peculiar que le sucede al agua cuando se la somete a fuertes corrientes eléctricas. A día de hoy, el denominado Experimento del hilo de agua o puente de agua aún no se ha podido explicar del todo.

El primer experimento lo realizó un equipo de la Universidad de Graz, en Austria, y consiste en situar dos vasos de precipitados llenos de agua destilada o desionizada uno junto al otro. Al aplicar una corriente eléctrica, el agua sube por el extremo del vaso de precipitados y comienza a fluir de un depósito a otro formando un puente de sección cilíndrica. Si se separan los vasos la peculiar estructura es lo bastante estable como para alargarse y desafiar la gravedad con una longitud máxima de unos 2,5 Cm. Para que se produzca el efecto, la diferencia eléctrica de potencial entre los dos vasos debe ser de entre 15 y 25 kilovoltios

Foto del puente entre los vasos. Gmaxwell, bajo licencia Creative Commons.

Advertisement

Advertisement

¿Qué ocurre para que el agua se comporte así? La hipótesis más extendida se basa en la polarización de la superficie del agua. El campo eléctrico genera cargas electroestáticas en la superficie del agua que son las responsables de este peculiar efecto puente. Según esta hipótesis basada en estudios de la densidad del puente, el campo eléctrico se concentra en el interior del líquido y hace que las moléculas de agua se alineen formando una estructura ordenada y estable.

Los investigadores constataron que el fenómeno transfería masa entre un depósito y otro, generalmente desde el ánodo al cátodo. También registraron microestructuras dinámicas y estáticas en el fluido.

La corriente hace que la temperatura del agua aumenta progresivamente. Al alcanzar los 60 grados (tras unos 45 minutos de experimento) el puente pierde estabilidad y se rompe. Se teoriza que la película que retiene el agua en el puente esté formada por lo que se conoce como Agua de Zona de exclusión (EZ Water). Se trata de una molécula designada como H3O2. El doctor Gerald Pollack de la Universidad de Washington afirma que esa estructura forma un cuarto estado del agua junto a los tres clásicos (sólido, líquido y gaseoso). En Culturbal tenéis un magnífico artículo sobre el agua EZ. Mientras se estudia más el fenómeno, el puente de agua sigue siendo uno de los experimentos de física más fascinantes. [Estudio original vía Universidad de Graf]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)