La frase no es nuestra, sino de Julie Brill, que ha sido Comisaria de la Comisión Federal de Comercio de estados Unidos desde 2010. Brill ha aprovechado su retirada de la FTC para dedicar unas palabras muy duras a la industria de la publicidad, a la que acusa de ser la causante de su principal problema actual: los adblockers.

Todo empezó con Adblock, pero cada vez son más los navegadores que apuestan por dar a las personas la potestad de eliminar completamente la publicidad de su navegador. Para Brill, esa actitud de los usuarios no se debe a falta de solidaridad con el mercado. Tan solo es una reacción lógica a las malas prácticas por parte de las agencias que gestionan la publicidad online:

Advertisement

Advertisement

Hemos asistido a un levantamiento impresionante por parte de los usuarios, que han decidido tomar cartas en el asunto. Es exactamente lo que dije que iba a ocurrir.

La ex-comisaria se refiere concretamente a todos los sistemas que rastrean datos del usuario para optimizar los anuncios que muestran en página. Julie Brill explica que buena parte de la culpa del auge de los adblockers la tiene el fracaso, en 2013, de la plataforma Do Not Track.

En parte, los esfuerzos por establecer una plataforma común de privacidad online fracasaron porque había empresas involucradas que no apoyaron el proyecto. Tanto la Industria de la Publicidad como los usuarios se hubieran beneficiado mucho de un marco que regulara los sistemas de rastreo online.

Do Not Track acabó en papel mojado. Desde entonces, la industria publicitaria ha utilizado no pocos trucos sucios para recabar todo tipo de datos de los usuarios mientras navegan. La publicidad espía, la publicidad invasiva y sucesivas campañas de malvertising han acabado por generar el monstruo del Adblock con el que ahora tienen que lidiar tanto los que vulneraron la privacidad como los que fueron honestos. [Ad Age vía Motherboard]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.