El presidente chino, Xi Jinping, visita estos días Pakistán para cerrar varios acuerdos económicos tales como la construcción de una ruta comercial de 3000 kilómetros entre ambos países. Al inicio de su visita, y como cortesía, varios cazas pakistaníes escoltaron al avión presidencial dejando esta inusual toma.

Los cazas son 8 JF-17 Thunder. Un avión que, de hecho, fue desarrollado en su momento de manera conjunta entre Pakistan y China. Ambos países los emplean en sus fuerzas armadas. No deja de ser sorprendente, con todo, lo minúsculos (y letales) que parecen volando lado a lado con el avión presidencial.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)