En 1978 se produjo uno de los casos en torno al copyright más polémicos. La productora de Star Wars, 20th Century Fox, demandó a Universal Studios, quienes a su vez eran los productores de la serie original Battlestar Galactica, por supuestamente plagiar a la obra de Lucas. Un caso que terminó con una decisión salomónica y de sentido común.

Y es que a lo largo de la historia han habido infinidad de demandas derivadas de posibles de infracciones del copyright, plagio o incluso por detalles que remitían a una obra anterior en el cine. El caso que hoy tratamos fue importante por su repercusión, su resolución y por los estudios y las propias producciones que se encontraban detrás. ¿Copió Battlestar Galactica a Star Wars?

Historia de una demanda entre Space Operas

Battlestar Galactica (1978).

Advertisement

Advertisement

Battlestar Galactica se produjo tras el éxito arrollador que supuso Star Wars de George Lucas en 1977. A la productora de Star Wars, 20th Century Fox, le parecía que la nueva obra tenía demasiadas referencias al universo creado por Lucas, razón por la que demandó a Universal Studios (Battlestar Galactica) por infracción de los derechos de autor. Una demanda donde alegaban hasta 34 ideas “robadas” o demasiado similares a Star Wars entre las que argumentaban:

  • El conflicto central de ambas historias es una guerra entre las fuerzas democráticas y las fuerzas totalitarias de la galaxia.
  • La aparición en ambas producciones de un robot amigo que ayuda a los protagonistas.
  • La historia de un romance entre el amigo del héroe y la hija de uno de los líderes de la guerra.
  • La similitud en una escena en la cantina (Star Wars) o un casino (Battlestar) con hilo musical parecido y criaturas no humanas.
  • La similitud en el borrador original del nombre de un personaje (Skyler, Battlestar) con otro (Skywalker, Star Wars).
  • La similitud entre Star Worlds (título original al principio de Battlestar) y Star Wars.

Star Wars (1977).

Y así hasta 34 argumentos con los que la demanda tomó forma. Ante esta, Universal Studios alegó a través de Glen Larson, el creador de la serie, que tuvo muy en cuenta no tomar “prestado” claras referencias a Star Wars como los sables distintivos de la película de Lucas y que su obra estaba pensada mucho antes de Star Wars. Larson también comentaría que llegó a tener un encuentro anterior con Gary Kurtz, productor de Star Wars, donde le habló del planteamiento de Battlestar.

Sponsored

No sólo eso, Universal respondió con una contrademanda donde alegaba que la propia Star Wars había robado ideas de la película de 1972 Silent Running (con los aviones no tripulados) o de la serie Buck Rogers de la década de 1930.

Al final el caso se decidió a favor de Battlestar Galactica dos años más tarde, el 22 de agosto de 1980, cuando ambas productoras deciden resolver fuera de los tribunales con una idea lógica, y es que una obra, y más aún de ciencia ficción, no deja de ser en parte una copia o derivado de otra anterior.

Por desgracia para la original Battlestar Galactica, la solución llegó tarde y la producción ya se había cancelado. Además estaba a punto de estrenarse The Empire Strikes Back en los cines del mundo entero. Como diría años más tarde el reputado autor de ciencia-ficción Jerry Pornelle sobre el juicio entre ambas productoras:

Advertisement

No hay plagio. Las veo, y si me preguntan el porqué, la respuesta es fácil. Si me preguntan cuál es la mejor, entonces no tengo dudas, Star Wars es la mejor. Pero si me preguntan cual es la original, no hay un marco original, en ninguna de las dos. Las dos son derivados de la ficción que se ha publicado a través de los siglos.¿O es que las dos no copian al mismo Homero?

Foto portada: Miniatura de Stormtrooper. Af8images / Shutterstock

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)