El X-47B es un dron, aunque no uno cualquiera. Lo ha fabricado la compañía Northtrop Grumman y es un UAV o vehículo aéreo autónomo. Hasta ahora, este caza no tripulado había demostrado su capacidad para aterrizar en el reducido espacio de un portaaviones.

Hoy ha hecho justamente lo contrario, demostrar que también es capaz de despegar de uno. Con este evento el X-47B se afianza como alternativa no tripulada para misiones de reconocimiento y, ¿por qué no? para usos civiles en el futuro [US Navy vía CNet]

Foto: AP