Reed Hastings acaba de avivar un poco más el fuego de su conflicto con las cadenas y distribuidoras de cine. El CEO de Netflix ha arremetido contra dicha industria argumentando, en tono irónico, que” la única innovación por parte de las salas en los últimos 30 años ha sido mejorar el sabor de las palomitas”

En una entrevista concedida a Variety en la sede de Netflix en California, Hastings insinuó que los nuevos modelos de distribución podrían cambiar el cine. Lo comparó con el efecto que tuvo la televisión por cable y los servicios online, como Netflix, en los programas de televisión.

Advertisement

Advertisement

“Lo que Netflix quiere es liberar al cine de sus cadenas”, comentó Hastings. “Fundamentalmente se trata de crecer el negocio del cine”.

El CEO de Netflix no se lleva bien con las cadenas de distribución de cine principalmente por una razón: quiere que las películas salgan en Netflix el mismo día que en los cines. Históricamente, los estrenos siempre salen antes en las salas de cine, y luego se distribuyen al público unos meses después. Debido a esto, muchos cines no han querido estrenar películas producidas por Netflix en sus salas. Sin embargo, Netflix sí logrado encontrar encontrar al menos un socio, la empresa iPic Entertainment.

Gracias al acuerdo, la pequeña cadena de cines iPic, que cuenta con 15 salas en Estados Unidos, estrenará las películas de Netflix en sus cines el mismo día que salgan en la plataforma. No es mucho, pero para la compañía es un paso adelante muy importante. Con esto, las películas de la empresa cumplen los requisitos necesarios para ser nominadas para los Óscar. [Variety]