Kalanick. AP

Hace unos días contábamos que el CEO de Uber, Travis Kalanick, abandonaba de manera indefinida la compañía tras los recientes escándalos. Finalmente, el director ejecutivo ha presentado su renuncia. Kalanick dimite de su posición.

La noticia la ha dado el diario New York Times explicando que, si bien ya no dirigirá la compañía, Kalanick permanecerá a bordo. Según el diario, cinco de los principales accionistas de Uber, incluido el socio y VC de Benchmark, Bill Gurley, exigieron a Kalanick que tirara la toalla a través de una carta.

Advertisement

Además, los inversores también pedían a la junta directiva que encontraran “directores verdaderamente independientes”, así como un nuevo CEO y un CFO experimentado. En un comunicado posterior, Kalanick ha expresado lo siguiente:

Uber. AP

Amo Uber más que nada en el mundo, y en este momento tan difícil en mi vida personal he aceptado la solicitud de los inversores de dar un paso a un lado para que la compañía pueda volver a crecer en lugar de distraerse con otro tipo de luchas.

La noticia surge después de un comienzo de año donde la empresa ha estado en el ojo del huracán, sobre todo después de que la ingeniera de software, Susan Fowler, contara que su etapa trabajando para Uber se había convertido en una pesadilla de sexismo, acoso sexual y despotismo. La compañía abrió entonces una investigación supervisada por Arianna Huffington. La noticia destapó un aluvión de quejas de empleados de Uber por los mismos motivos.

Advertisement

Muchos de los problemas que asolan a la compañía se atribuyen a la cultura despiadada centrada en el crecimiento que Kalanick encarnó y predicó durante su mandato. Con el cambio se espera que Uber consiga darle la vuelta a la situación. [The New York Times vía The Next Web]