Alejandro Aravena se ha convertido en el mejor arquitecto del mundo cuando un jurado de Chicago le ha otorgado el premio Pritzker 2016. El chileno es el segundo hispanoamericano que consigue el galardón más importante de la arquitectura, después del mexicano Luis Barragán.

Aravena tiene 48 años y ha sido reconocido por sus obras públicas en Chile, pensadas para mitigar el efecto de los desastres naturales y reducir el consumo de energía. A través de su estudio Elemental, el arquitecto tuvo mucho peso en la reconstrucción de la ciudad de Constitución tras el terremoto de 8,8 grados de 2010 y el posterior tsunami. Su idea fue recuperar espacio público en la costa y sembrar una serie de parques verdes frente al mar para que disipen la energía sísmica de la zona.

Advertisement

Elemental firma edificios emblemáticos en Santiago de Chile, Austin y Shanghái, siempre enfocados en la eficiencia energética. Pero el joven Aravena se hizo famoso en Chile por su aportación a los que menos tienen: el arquitecto diseñó lotes de viviendas baratas en la ciudad de Iquique, pequeños colegios y centros cívicos que puedes ver en este vídeo:

Sponsored

En la obra de Alejandro Aravena todo tiene un sentido moral y ecológico. El —hasta ahora poco conocido— chileno es un arquitecto del siglo XXI y un indiscutible merecedor del “Nobel” de la arquitectura. [Pritzker]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)