Anuncio casi por sorpresa. Google ha lanzado hoy el Chromebook Pixel, un ordenador que se aleja bastante del resto de Chromebooks en el mercado. Primero, porque no va asociado a ninguna otra marca del mundo de la informática. Es un producto 100% Google. Segundo, porque es bastante más caro que el resto de sus "hermanos". Sale a la venta la próxima semana en EE.UU. por 1.299 dólares. ¿Qué se compra con eso?

Para empezar, una máquina con un diseño curioso, de ángulos marcados y fabricada en aluminio. La pantalla no es panorámica 16:9, como la mayoría de los portátiles, sino 3:2, algo menos apaisada. Tiene una resolución de 2,560x1,700 píxeles y una densidad de 239 píxeles por pulgada, la más alta usada hasta ahora en un portátil (un poco por encima de la densidad de los Macbook Pro retina de Apple).

Advertisement

A diferencia de otros Chromebook este tiene potencia de sobra, con procesador Intel Core i5, y viene con 32 o 64 GB de memoria sólida. Puede parecer poco  pero una de las ventajas es que Google ofrece 1 TB de almacenamiento en Google Drive durante los próximos tres años. La compañía sacará un modelo equipado también con conexión LTE.

Lo más importante del nuevo ordenador es que, tal y como se rumoreaba, la pantalla es táctil. Permite tocar, realizar barridos para avanzar o retroceder en el navegador y realizar zoom  mediante dos dedos, como en las tabletas.

ChromeOS no permite instalar aplicaciones "nativas" y se apoya en un catálogo webapps, pero Google asegura que el catálogo está creciendo de forma significativa.