El tema de la escasa (o casi nula) diversidad en los Premios Oscar cada año comienza a sonar con mucha fuerza al momento de anunciar a los nominados. Esta vez, en pleno año 2016, no es la excepción. No hay ni un actor o actriz de piel negra nominados en las categorías principales de los Oscar 2016, y tanto Spike Lee como Jada Pinkett Smith han decidido protestar y no asistir a la gala.

Spike Lee es un director, guionista y productor muy reconocido. Tanto así, que la Academia le otorgó un Premio Oscar honorario por su trayectoria. Sin embargo, el cineasta asegura que no puede respaldar una gala que no considere a ningún actor o actriz de color para las categorías más importantes.

Advertisement

Advertisement

Con esto se refiere a que cuando vemos los nominados en la categoría “Mejor Actor”, “Mejor actor de reparto”, “Mejor Actriz” y”mejor actriz de reparto”, notaremos que no hay ni un candidato negro:

Spike Lee aseguró a través de un comunicado en Instagram que ni él ni su esposa Tonya Lewis asistirán a la gala, como protesta:

“#OscarsSoWhite... otra vez. Me gustaría agradecerle a la Presidenta Cheryl Boone Isaacs y la Junta de Gobernadores de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas por otorgarme el galardón de un Oscar honorario por mi trayectoria en el noviembre pasado. Realmente estoy muy agradecido. Sin embargo, mi esposa Tonya Lewis Lee y yo no asistiremos a la Ceremonia de los Oscar en febrero. No podemos apoyarla, y lo digo sin faltar el respeto a mis amigos, el anfitrión Chris Rock, el productor Reggie Hudlin, la Presidenta Isaacs y toda la Academia. Pero, ¿cómo es posible que en un segundo año consecutivo todos los actores y actrices que compiten bajo las categorías de actuación son blancos? ¿40 actores blancos y ni un negro en dos años? ¿Acaso no podemos actuar? ¿Qué demonios? Y no es coincidencia que escribo estas líneas un día como hoy, en el que celebramos el aniversario del nacimiento del Doctor Marthin Luther King Jr. El Dr. King decía “Llega un momento en el que tenemos que tomar una postura que no será segura, ni política, ni popular, pero la tomaremos porque nuestra consciencia dirá que es lo correcto.

Durante muchos años, cada vez que anuncian los nominados a los Oscar, el teléfono de mi oficina suena constantemente y la gente me pregunta mi opinión acerca de la falta de actores afroamericanos entre los nominados, y este año no fue diferente. Pero por primera vez me gustaría sugerirle a los medios de comunicación que le pregunten a los nominados blancos cómo se sienten con esto.

De todas formas, yo creo que la verdadera batalla no se encuentra en los Premios Oscar, sino en las oficinas de los grandes estudios de Hollywood y las cadenas de televisión. Allí es donde los “porteros” deciden qué se hace, quién lo hace y quién queda por fuera. Esto es lo que más importa, el tema de los “porteros”, esos que pueden dar el voto final, la “luz verde” a alguna decisión. Como el gran actor Leslie Odom Jr. canta y baila en su conocido musical de Broadway, TODOS QUEREMOS ESTAR EN EL CUARTO DONDE SUCEDEN LAS COSAS. Y amigos, la verdad es que nosotros, no estamos en esos cuartos, no somos invitados, y hasta que eso no suceda los Oscar seguirán siendo completamente blancos.”

Otra celebridad de Hollywood que está protestando es la actriz Jada Pinkett Smith (esposa de Will Smith), quien a través de las redes sociales ha manifestado su rechazo a la nula diversidad presente entre los nominados de los Premios Oscar:

“En los Oscar, la gente de color siempre es bienvenida para otorgar los premios, o incluso entretener al público...”

“Pero es muy raro que seamos reconocidos por nuestros logros artísticos. ¿Acaso las personas de color deberíamos abstenernos por completo de participar en estas galas?”

El hashtag “#OscarsSoWhite” lleva ya dos años sonando con mucha fuerza en las redes sociales. Cada vez son más los que aseguran estar indignados del escaso reconocimiento al trabajo artístico de las personas de color, o mejor dicho, de cualquier minoría.

Advertisement

Sponsored

No obstante, en mi opinión es completamente cierto lo que dice Spike Lee: aunque lo vemos reflejado en los Premios Oscar, la realidad es que el problema debería tratarse desde la raíz, desde la falta de diversidad en los repartos de películas y programas de televisión, no solamente en una gala de premios. [Spike Lee / Jada Pinkett Smith vía The New York Times]

Foto: AP Images.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)