2014 va camino de ser el año más caluroso del planeta desde que existen registros, es decir, desde 1880. Sin embargo, el cambio climático no afecta por igual a todos los países. Uno de los casos más preocupantes es el de Rusia. Según ha confirmado Aleksander Frolov, jefe de la agencia estatal rusa de hidrometeorología y planificación medioambiental (Roshydromet), el país se calienta 2,5 veces más rápido que la media del resto del mundo. Y sí: las consecuencias de ese aumento de temperaturas llegarán también más pronto.

El fenómeno del calentamiento en Rusia a mayor velocidad que el resto del planeta era ya conocido, pero es una de las primeras ocasiones que un oficial del gobierno ruso lo reconoce y pone una cifra concreta: 2,5 veces más rápido. Los científicos no se ponen aún de acuerdo sobre las causas concretas de esta aceleración, pero la gran industrialización del país, junto a los cambios en las corrientes oceánicas que redistribuyen el calor de forma desigual, son dos de los principales factores detrás de este aumento. Entre 1976 y 2012, por ejemplo, la temperatura media en Rusia subió 0,43º C, comparado con el aumento de 0,17º C a nivel mundial. Es decir, más del doble de aumento.

Advertisement

Lo curioso es que el gobierno ruso sigue defendiendo que este aumento de temperaturas podría de hecho beneficiar a Rusia. Vladimir Putin lo dijo a su manera hace un par de años:

Rusia es un país del norte. No debe preocupar que suban las temperaturas uno o dos grados. Incluso puede ser bueno. Tendremos que gastar menos en abrigos de piel y otras cosas calientes.

Abrigos de piel. Puro Putin. Aleksander Frolov, jefe de la agencia estatal Roshydromet, por supuesto sigue el discurso. En declaraciones recogidas por el medio Barents Observer, aseguró que el calentamiento 2,5 veces más rápido será beneficioso. "Los terrenos en los que se puedan plantar cereales serán mucho mayores, sobre todo en Siberia occidental y los Urales. Las zonas en las que se pueda vivir de forma cómoda serán también mayores, podremos movernos más al norte", ha dicho.

Advertisement

También señalo qué ocurrirá en el lado negativo, aunque de pasada. ¿Qué ocurrirá? Un clima mucho más extremo. Los datos recopilados por científicos muestran que la frecuencia de grandes incendios en los bosques rusos se ha incrementado entre un 30% y un 50% en las 2-3 últimas décadas. En 2010, los humos de esos incendios masivos cubrieron gran parte de Rusia (imagen de apertura), doblando la tasa de mortalidad del país. Eso sin contar las sequías, los inviernos mucho más extremos o el deshielo en el norte que hará subir aún más el nivel del mar. Para Putin y el gobierno ruso son buenas noticias: sus barcos y plataformas de gas y petróleo podrán ir más lejos. Para el resto del mundo es una trágica realidad. [vía Barents Observer]

Foto: AP

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)