Los investigadores de Space X siguen mejorando su cohete de abastecimiento espacial reutilizable, apodado Saltamontes. En esta ocasión, podemos verle batiendo de largo su récord de altura personal. De los 325 metros que había alcanzado hasta ahora, el vehículo sube en este vídeo hasta los 744 metros, para volver a descender de forma impecable.

El vídeo, por cierto, ha sido rodado gracias a un drone de seis hélices especialmente preparado para este tipo de grabaciones a larga distancia. Todavía es una altura muy poco significativa comparada a la que necesitará para abastecer a la Estación Espacial Internacional, pero estamos en el buen camino.

Advertisement

Con una altura de casi cinco pisos, pero capaz de maniobras muy poco propias de un cohete, como desplazarse lateralmente en el aire, esta nave facilitará enormemente la carrera espacial al abaratar los costes de enviar suministros al espacio sin perder el vehículo que los sube. Eso es, al menos, lo que esperan Elon Musk y su equipo. [SpaceX]