Mientras el módulo Philae duerme su sueño espacial a la espera de un rayo de sol que lo despierte, la sonda Rosetta sigue recopilando datos del cometa 67P Churyumov-Gerasimenko. Lo último que Rosetta nos ha enviado son estas espectaculares fotografías a 30 kilómetros del objeto. Cada uno de sus píxeles equivale a 2,4 metros reales.

Las imágenes están divididas en cuatro cuadrantes que, unidos, arrojan un área total de 5 x 5 Km. Las imágenes también revelan que el cometa está rotando sobre si mismo a más velocidad de lo que se creía, como se puede apreciar en el ángulo de las sombras y en la diferencia entre un cuadrante y otro debido al tiempo transcurrido entre las fotos.

Advertisement

La Agencia Espacial Europea también ofrece una versión retocada de las imágenes en las que se ha ajustado el contraste para sobreiluminar las zonas oscuras. El tratamiento permite también apreciar las grandes cantidades de gas y polvo que el cometa emite al acercarse al sol. Estas son las imágenes de Rosetta a toda su resolución. [vía ESA]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)