C/2014 Q2 es un cometa de periodo largo descubierto en 2014 por el astrónomo aficionado Terry Lovejoy. Aprovechando que su perihelio (máxima aproximación al Sol) tuvo lugar el 30 de enero de 2015, los astrónomos han analizado su composición y se han encontrado con una sorpresa.

El análisis mediante espectrómetro de la nube de partículas que rodea a C/2014 Q2 Lovejoy ha arrojado enormes cantidades de etanol o alcohol etílico, la misma sustancia presente en cualquier bebida espirituosa, desde el vino a la Ginebra. También se han encontrado abundantes moléculas de glicolaldehído, un monosacárido relacionado con las moléculas de azúcar. Es la primera vez que se detectan estas sustancias en un cometa.

Advertisement

Nicolas Biver, director del estudio, explica que, en su pico de actividad, Lovejoy emitía una cantidad equivalente a 500 botellas de vino por segundo. Aunque la idea de un cometa diseminando vino por el Sistema Solar resulta divertida, lo cierto es que es bastante importante para la astronomía.

Lovejoy C/2014 Q2 (en el centro, en color azul verdoso). Foto: Fedaro / Wikimedia Commons

En primer lugar confirma la enorme complejidad química de los cometas. Lovejoy no es el único en emitir partículas alcohólicas. La sonda Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) ha determinado hasta 16 compuestos diferentes emitidos por el cometa 67P, entre ellos metanol. En segundo lugar, afianza la teoría de que los cometas jugaron un papel fundamental a la hora de diseminar en la Tierra los compuestos necesarios para la vida.

Advertisement

El hallazgo ha sido realizado por un equipo de astrónomos del Instituto de Radioastronomía Milimétrica (IRAM) y del Observatorio de París. El telescopio desde el que se han hecho las mediciones es precisamente el que el IRAM mantiene en el Pico Veleta de Sierra Nevada (Granada). [Science vía Cnet]

Foto de portada: Gerald Rhemann

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter o Facebook :)