Ayer mismo contemplábamos el Mjolnir de los 80.000 voltios y a su orgulloso portador encendiendo bombillas con la boca. Ahora, de las profundidades del espacio nos llega otra réplica espectacular, la del cortador de plasma del videojuego Dead Space creada por Patrick Priebe para la web Láser Gadgets.

Como veis en el vídeo, a esta réplica del arma de Isaac Clarke sólo le falta abatir necromorfos. Su creador dice haber invertido más de 200 horas en su construcción, y es que incluso tiene partes motorizadas para emular los movimientos de la original. El sistema de puntería está compuesto por tres láseres verdes, mientras que el de disparo lo forman dos láseres azules de 1.500 milivatios que hacen de esta réplica cualquier cosa menos un juguete.