Al ver sus inconfundibles letras, muchas personas no pueden evitar farfullar. Comic Sans se considera una de las tipografías más polémicas del mundo (algunos dirían hasta la más odiada). Hace poco, el creador reveló los orígenes de la tipografía que ha causado tantos disgustos.

Comic Sans nació de una idea de Microsoft para hacer los ordenadores más accesibles a los niños, según cuenta su creador, Vincent Connare, en una entrevista en The Guardian. Connare era parte del equipo de tipografía de la empresa, que estaba trabajando para crear este tipo de letras para varios programas. Uno de ellos era un programa llamado Microsoft Bob.

Cuando Connare abrió el programa, que estaba diseñado para niños, salió un perro y un globo de diálogo que contenía la tipografía Times New Roman.

Advertisement

Advertisement

“Los perros no hablan en Times New Roman”, le cuenta Connare al Guardian. De ahí surgió la idea de hacer una tipografía específica para este programa. Sería una que rompería todas las reglas de tipografía.

Imagen: Wikipedia

Connare quería hacer una tipografía como la que salía en los cómics. Para sacar inspiración, miró novelas gráficas como Watchmen y Dark Knight Returns y observó que usaban un estilo de letras escritas a mano. Le gustó la idea y empezó a crear algo similar. No realizó un estudio o hizo planos de montaje. Simplemente tomó el ratón del ordenador y empezó a dibujar.

“No tenía que hacer líneas rectas, no tenía que hacer que las cosas tuvieran un aspecto perfecto, y eso era lo divertido”, afirma Connare.

Comic Sans no fue terminado a tiempo para ser incluído en Microsoft Bob, pero obtuvo su fama de otras formas. Las organizadoras de eventos de la oficina empezaron a usarlo en sus emails. Al final, Microsoft lo incluyó en Windows 95.

Tom Stephens, que era un gerente de programas en Microsoft y estaba encargado de asignar tipografías a los productos, describe Comic Sans como una tipografía que no era parte del mundo tecnológico.

Advertisement

Sponsored

“Es como regresar a casa, a tu niñez, un tiempo en el que recibías cartas de miembros de tu familia”, afirma Stephens. “Cuando usas Comic Sans, estás haciendo una declaración: Yo soy más relajado, más creativo”.

Después de salir en WIndows 95, surgió el odio que sigue vigente en algunas partes hoy en día. Connare dice que se formó un grupo llamado Ban Comic Sans (Prohibir Comic Sans) cuya misión era educar a las personas sobre el uso de las tipografías.

Aunque existen personas que lo odian, el creador afirma que la mayoría de las personas que vienen a hablar con él sobre Comic Sans dicen que les encanta.

Connare admite que solamente ha usado Comic Sans una vez: para quejarse sobre problemas con su Internet. [The Guardian]