Si pensabas que la historia de Flappy Bird y su creador no podía ser más surrealista, aún hay más. Forbes ha conseguido una rara entrevista con Dong Nguyen, el creador del juego, quien tampoco quiere saber nada de los medios de comunicación. Y algo obligado, claro, era saber por qué retiró realmente el juego. Su respuesta es que era tan adictivo que se había convertido en un problema. Una decisión, asegura, tomada por el bien común.

Forbes relata las extrañas circunstancias en las que tuvo que realizar la entrevista. Una de las condiciones innegociables era no revelar la cara de Nguyen en ninguna foto (a pesar de conocerse ya su identidad, por ejemplo en esta foto de AFP). La entrevista se realizó en vietnamita en un hotel de Hanoi, pero con varias horas de retraso por una reunión inesperada del desarrollador, de 29 años, con el viceprimer ministro del gobierno vietnamita. Según Forbes, cuando Nguyen apareció finalmente, estaba estresado, fumaba y dibujaba cabezas de monos en un cuaderno mientras hablaba.

Advertisement

"Flappy Bird estaba diseñado para jugarse en solo unos minutos cuando estabas descansando. Pero se convirtió en un producto adictivo. Creo que se convirtió en un problema. Para solucionarlo, era mejor eliminarlo. Se ha ido para siempre", explica Nguyen.

No revela mucho más. Confirma que le llevó 2-3 días crear el juego, que no demandará a todos los clones que han surgido y que, tras eliminarlo, se siente mucho mejor, con más confianza. Ha podido recuperar su vida. Ahora, asegura, seguirá creando juegos y, seguro, dando que hablar. Puedes leer la entrevista completa de Forbes (en inglés) aquí.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)