Imagen: Netflix

Stranger Things es una de las series con más guiños, referencias ocultas y huevos de pascua que hemos visto últimamente. Un ejemplo: en la segunda temporada, Mike había llamado a Eleven cada noche durante 353 días. 3 + 5 + 3 = 11. Pero hay otro detalle que quizá pasaste por alto y que te va a dejar con un nudo en la garganta.

Si recuerdas bien la primera temporada, sabrás que el sheriff Hopper tuvo una hija llamada Sara que murió de cáncer a una edad temprana. Lo que quizá no recuerdes es que en un flashback de Jim Hopper pudimos ver cómo una goma de pelo azul de Sara pasaba de una de las coletas rubias de la pequeña a la muñeca del sheriff cuanso su hija perdió el pelo por culpa de la quimioterapia.

Advertisement

Hopper sigue llevando la gomilla azul de su hija en la muñeca mucho después de que ella muriera, pero en el último episodio de la segunda temporada ya no es él quien la lleva. Sí, la difícil relación entre Eleven y el sheriff fue una de las cosas más emotivas que nos dejó Stranger Things 2, pero al final Jim logra adoptarla legalmente y ocurre una cosa mágica de la no nos habíamos dado cuenta:

Es Eleven (o, mejor dicho, Jane) quien lleva puesta la gomilla azul de Sarac durante el último episodio, cuando baila con Mike justo antes de darse su primer beso. Perdonad, se me ha metido algo en el ojo. [Reddit vía Polygon]