Imagen: Stockfoto / Shutterstock

BackBlaze es una empresa estadounidense que se dedica al almacenamiento de copias de seguridad en la nube. Como tal, usa decenas de miles de discos duros en sus centros de datos y se encuentra en una posición privilegiada para catalogar cuáles son los que más y menos fallan del mercado.

Pero no solo los cataloga, sino que además hace públicos los resultados en las ya famosas estadísticas anuales de discos duros de Blackblaze.

Al acabar 2016, Backblaze analizó el rendimiento de 73.653 unidades de disco duro que utiliza para almacenamiento. La empresa ensambla sus propios servidores de 45 o 60 bahías con discos de diferentes modelos y capacidad, pero utiliza unidades idénticas en cada servidor individual.

Advertisement

Advertisement

Los cuatro servidores más fiables de 2016 eran de 45 unidades. El primero llevaba 45 discos duros HGST de 8 TB y los otros tres tenían 45 discos de Toshiba de 4 TB. Todos contaban más o menos con la misma edad y trabajaron un año entero sin dar un solo error o fallo de cabezal.

Si multiplicamos un año por el número de unidades, encontramos que acumularon —respectivamente— 45 y 145 años de uso sin fallar. Toshiba promete un millón de horas de uso acumulado sin fallos, y este test superó esa estimación con creces. También había un modelo de Seagate de 8 TB que terminó el año sin fallos, pero fue comprado en noviembre de 2016.

De todas las unidades analizadas, los modelos que más fallaron durante el año fueron los de WDC: 1.626 unidades con una tasa de error del 3,88%. Sin embargo, la muestra más representativa a la cola de la fiabilidad es la de Seagate: 45.531 unidades de disco duro que fallaron el 2,65% de las veces.

Sponsored

En cuanto al histórico de fallos, hay un modelo de Seagate en particular (el ST1500DL003) que conserva el récord: entre 2013 y 2016 falló el 90,92% de las unidades. Pero lo más importante es que el porcentaje de fallos en general se está reduciendo: bajó a un 1,95% en 2016 (veníamos del 2,47% en 2015 y el 6,39% en 2014). Cada vez se fabrican discos más fiables.

Por último, los datos tienen que entenderse como lo que son: las estadísticas de una empresa de copias de seguridad (es probable que el uso que le das tú a tu disco duro no se acerque a ese nivel de exigencia).

[Backblaze vía Ars Technica]