Sobre estas líneas tenéis una imagen del UAS Camcopter S100, un drone del ejército estadounidense que fue abatido hace dos días en Somalia por una multitud de insurgentes enfurecidos. La paradoja bélica ha querido que el dron sea un modelo pensado precisamente para que las multitudes no se enfurezcan demasiado.

El UAS es un vehículo construido por la empresa austríaca Schiebel y puede ser utilizado con diferentes fines. Uno de sus componentes es lo que el ejército de Estados Unidos llama módulo de operaciones psicológicas, y lo que el resto del mundo llamamos altavoz de largo alcance.

Advertisement

Este megáfono está pensado para dar instrucciones a masas enfurecidas con el fin de que depongan su actitud enfurecida, pero parece que no dió muy buen resultado en Somalia. Los insurgentes armados de un violento grupo islamista conocido como Al-Shabaab no aceptaron las invitaciones del drone y se pasaron varias horas disparando intensamente al aire hasta que finalmente lograron abatirlo. Según el Pentágono, el vehículo sólo estaba inspeccionando una zona cerca de la ciudad de Bulo-Marer, al sur del país.

El UAS Camcopter S100 tiene unos tres metros de largo y es capaz de alcanzar los 220 kilómetros por hora con una autonomía de seis horas [Aviationist - Telegraph - Wiki - Schiebel].

Foto: UltraOptimist