Acaba de salir a la luz una nueva prueba en la investigación que el Departamento de Justicia estadounidense está llevando a cabo en torno a Apple. La investigación trata de determinar si la compañía cerró acuerdos para fijar el precio de los libros electrónicos y la prueba es un e-mail del mismísimo Steve Jobs a Rupert Murdoch, cuya multinacional controlaba la editorial Harper Collins.

El correo sugiere a Murdoch que se una a Apple a la hora de fijar un precio de 12,99 dólares o de 14,99 dólares. Jobs matiza después esa sugerencia explicando que quizá podría no funcionar, pero parece bastante claro que la intención era fijar un precio distinto a los 9,99 dólares que Amazon proponía en aquél entonces. Ahora le toca al jurado determinar si la prueba es concluyente o no en el proceso [All Things Digital]