Imagínate tres enormes torres pegadas una al lado de la otra. Las tres de 137 metros de altura y, en total, 160.000 metros cuadrados de acero, hormigón y cristal. Eso es De Rotterdam, el que ya es el edificio más grande de Europa (por superficie) y que llevaba 16 años en construcción por problemas de financiación. La próxima vez que visites Róterdam (Holanda), ya sabes a donde tienes que ir.

De Rotterdam es un gigantesco edificio, casi una ciudad en sí misma. Tiene capacidad para albergar a 5.000 trabajadores en el espacio de oficinas y 240 familias en la zona reservada a vivienda. Diseñado por el arquitecto Rem Koolhaas, es lo más parecido a un Lego masivo hecho realidad. Es también una especie de tributo al antiguo World Trade Center de Nueva York, ciudad y complejo arquitectónico que fascinó a Koolhaas desde niño. El proyecto de hecho es un plan para transformar el barrio en torno al edificio en un "Manhattan junto al río Mosa".

Advertisement

Lo curioso es que el proyecto llevaba desde 1997 en construcción. Un problema con el precio final fijado por los contratistas, demasiado elevado, ha retrasado la finalización hasta ayer mismo, que por fin se inauguró. Al final, este gigantesco ladrillo ha costado 340 millones de euros. Ahora solo falta llenarlo. [vía Bustler]

Fotos: Ossip van Duivenbode