Foto: Crown Copyright/MOD 2013. Dron Black Hornet en Reino Unido. Vía: PopSci.

No es ningún secreto que los drones están cada vez más presentes en las operaciones militares de distintos países. Pero la siguiente ambición de los Estados Unidos es que cada uno de sus soldados lleve su propio dron, con el que podrá dar un vistazo en territorio enemigo antes de aventurarse en este.

Y esta realmente es una idea prometedora que podría salvar vidas de soldados y rehenes en todo el mundo, además de ser un factor decisivo en distintos tipos de misiones. La idea de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos es que cada soldado pueda llevar encima un equipo muy pequeño y portátil de vigilancia a través de un vehículo aéreo a control remoto, que le permita hacerlo volar y revisar zonas enemigas desde el aire sin ser detectado.

Dron Black Hornet, utilizado por algunos ejércitos en misiones de reconocimiento.

Y, por supuesto, el dron en cuestión sería mucho más pequeño que un modelo comercial actual. Se trataría de una unidad del tamaño de un pequeño juguete que conste de una cámara y un alcanza de no más de 100 metros, que pesaría entre 150 y 200 gramos y podría volar hasta 15 minutos.

Advertisement

Este tipo de drones ya son utilizados por el ejército de Reino Unido y Noruega, pero la idea del Pentágono en los Estados Unidos es que cada uno de los soldados pueda llevar uno para el año 2018. [Army Times vía Engadget]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.