Foto: Sgt. Justin Updegraff / AP Images.

El Cuerpo de Marines de los Estados Unidos está usando impresoras 3D en el campo de batalla para reparar sus equipos y fabricar piezas al momento, sin necesidad de tener que esperar que se las envíen desde alguna base u otro país. La tecnología de la impresión 3D se ha convertido así en una herramienta muy útil para las fuerzas armadas.

Durante muchos años se ha hablado de la impresión 3D como una tecnología revolucionaria a nivel de ingeniería y posibilidades. Es cierto que a nivel comercial no ha tenido el éxito que muchos fabricantes quisieran. En general, la mayoría de personas no tiene una impresora 3D, no conoce a una persona que la tenga y ni siquiera han tenido contacto con una jamás.

Advertisement

Sin embargo, a nivel de ingeniería y producción son muchos los usos que se le están dando a estas herramientas tan versátiles. En materia de exploración espacial, por ejemplo, se han fabricado piezas de cohetes con impresoras 3D (que imprimen metal) y se espera que sean una herramienta indispensable para la colonización de la Luna u otro planeta.

Advertisement

El ejército de los Estados Unidos también ha sabido sacarle provecho a estas herramientas. El Teniente Coronel de los Marines Howard Marotto comentó en una entrevista que actualmente cuentan con más de 40 impresoras 3D en diferentes zonas de combate y embarcaciones. La idea es producir piezas necesarias para reparar equipos de inmediato y en el lugar, sin necesidad de tener que esperar días a recibirlas desde alguna base.

Una impresora 3D en “miniatura” de la compañía MakerBot.

El oficial de los Marines explica:

“Somos la primera división de las Fuerzas Armadas en enviar impresoras 3D a zonas de combate sin necesidad de ingenieros. Lo que hemos hecho es entrenar y capacitar a Marines para que sepan cómo usarlas

Equipos como nuestros radios cuentan con componentes de plásticos. [Usando impresoras 3D] hemos sido capaces de repararlos, creando partes en apenas horas o, en el peor de los casos, pocos días. De no ser de este modo tendríamos que esperar mucho tiempo que llegaran las piezas desde los Estados Unidos, incluso semanas, y es por esto que esta tecnología es tan atractiva para nosotros.”

El oficial también comentó que han impreso partes especiales para reparar morteros y aparatos médicos.

Advertisement

Advertisement

Contar con una fábrica en miniatura que puede crear prácticamente cualquier tipo de pieza es una ventaja enorme a nivel táctico y operacional para los militares. Es el mismo caso de lo que se espera lograr en la exploración espacial mediante la impresión 3D: poder crear piezas, herramientas e incluso hogares completos sin tener que esperar a un cargamento de la Tierra, algo que podría tomar días (en el caso de la Estación Espacial Internacional) o meses (en el caso de Marte). [vía Defense Tech / Business Insider]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.