Otra semana, otra prueba de misiles de Corea del Norte. Esta vez el país lanzó un misil sobre el norte de Japón, lo que hizo dudar al país acerca de si se trataba de una amenaza legítima. En respuesta, el ejército de los Estados Unidos ha hecho lo que siempre hace después de una prueba norcoreana: disparar su propio misil y mostrarlo en un vídeo. Eso sí, esta vez fue a cámara lenta.

Sí, así parece que será la diplomacia entre Estados Unidos y Corea del Norte en el futuro cercano. En lugar de diálogo ahora solo veremos pruebas de misiles una y otra vez, con cada una de las partes publicando fotos y vídeos para mostrar qué tan buenos son lanzando misiles.

Advertisement

En cuanto a este nuevo vídeo del ejército estadounidense, el cual acaba de ser publicado por el Departamento de Defensa, se trata de una recopilación a cámara lenta del lanzamiento de un misil balístico de mediano alcance (MRBM, según sus siglas en inglés) desde el USS John Paul Jones, cerca de Hawái.

“Estamos trabajando junto a la flota para desarrollar esta nueva capacidad. Esta prueba fue un logro clave para mejorar nuestro sistema de defensa Aegis contra misiles balísticos”, comentó en un comunicado el director de la agencia de defensa contra misiles, Teniente General Samuel Greaves. “Continuaremos desarrollando tecnologías de defensa contra este tipo de misiles para estar a la vanguardia ante las amenazas”.

Advertisement

Los medios gubernamentales de Corea del Norte calificaron el lanzamiento sobre Japón como “el primer paso en el Pacífico y un preludio muy importante para contener Guam”. No hay ninguna duda de que seguiremos viendo más vídeos como ese.

El Presidente Trump recientemente mencionó que Estados Unidos estaba listo para llevar “la fuerza y la furia” a Corea del Norte. Hoy, Trump aseguró que “hablar no es la respuesta” a la situación con Corea del Norte, contradiciendo lo que el Pentágono dijo horas antes.

No obstante, Steve Bannon mencionó durante su última conferencia de prensa como parte de la Casa Blanca que una guerra preventiva no está siendo considerada.

“No existe una solución militar [a las amenazas nucleares de Corea del Norte], olvídenlo”, dijo Bannon en una entrevista con American Prospect que, aparentemente, pensó lo decía durante una conversación extraoficial.

“Hasta que alguien imagine una forma de hacerlo en la que diez millones de personas no mueran en Seúl durante los primeros 30 minutos, por culpa de las armas convencionales, no se de qué estás hablando. No hay ninguna solución militar aquí”, Bannon continuó.

Y tiene razón. No existe una alternativa militar que no deje miles de personas en la región muertas, por lo que Estados Unidos y Corea del Norte continuarán publicando sus vídeos caseros, algunos más atractivos que otros. Solamente esperemos que el próximo, sea lo que sea, no conduzca a una nueva guerra mundial.