La Fuerza Aérea Estadounidense anunció sus planes para la siguiente fase armamentística en sus aviones cazas y bombarderos: armas láser. Sus planes incluyen la puesta en servicio de este tipo de armas a partir de mediados de la década de 2020, comenzando con los aviones C-17 y C-130.

Exactamente los Laboratorios de Investigación de la Fuerza Aérea esperan tener los primeros aviones armados con láseres para ser probados en el año 2021, y entrar en servicio en el 2023.

Advertisement

El sistema se basará en mejorar la precisión y el potencial de láseres armamentísticos experimentales para que puedan incinerar su objetivo, ya sea que esté en tierra firme o se trate de otra nave aérea. Para ello estiman que necesitarán incrementar el poder estos láseres de 10 kW a 100 kW.

La gran ventaja de esto es que los aviones armados con esta clase de sistemas podrán realizar miles de disparos por cada vuelo (de ser necesario), en lugar de solo estar equipado con seis o siete misiles.

La idea de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos es implementar este sistema primero en aviones como el Boeing C-17 o el Lockheed C-130 Hercules, para luego pasar a una versión miniaturizada que podrían llevar aviones caza como el F-16 o, cómo no, el F-35.

Sponsored

Así que pronto las peleas de cazas usando rayos láser al estilo de la ciencia-ficción serán toda una realidad, por más increíble que suene. [vía Scout]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.