Lo que veis en la foto es la última creación de la escultora residente en Australia Patricia Piccinini. La capital de Australia, Canberra, celebra su centenario y, entre todos los eventos que se han organizado para festejarlo, la ciudad ha fletado un gigantesco globo aerostático que recorre el país. El globo, naturalmente, es una ballena dotada de numerosos apéndices que sólo podemos calificar como glándulas mamarias desproporcionadamente grandes.

La gigantesca ballena ha sido diseñada mediante modelos 3D. Para su fabricación han sido necesarios 3.535 metros de tela. En la web oficial del proyecto Skywhale podéis encontrar una larga y filosófica explicación de su autora acerca de por qué Canberra ha elegido este símbolo para su aniversario. También podéis echar un vistazo al trabajo de Piccinini, aunque ya os advertimos que hay algunas obras que rozan aún más lo grotesco. [Patricia Piccinini y Skywhale Project].