Este martes se han sentado en una audiencia del Congreso el director del FBI, James Comey, y el principal asesor legal de Apple, Bruce Sewell, para discutir el caso del iPhone bloqueado de uno de los terroristas de San Bernardino. Por primera vez, el FBI ha admitido que fue un error lo que derivó en esta situación.

El director del FBI explica que se equivocaron al resetear la contraseña de Apple ID asociada al iPhone 5c del terrorista, lo que hizo imposible tener una copia de seguridad actual del teléfono en iCloud o desbloquear el terminal. Por eso ordenaron a Apple desarrollar una versión de iOS que permitiera acceder a la información, algo a lo que Apple se niega por el riesgo que supondría para la privacidad del resto de usuarios de iPhone.

Advertisement

Advertisement

“Por lo que me explican los expertos, entiendo que se produjo un error en esas 24 horas siguientes al ataque en las que el Condado de San Bernardino, a petición del FBI, siguió unos pasos que hicieron difícil... imposible... realizar una copia de seguridad en iCloud” explicó James Comey. El mea culpa del FBI llega sólo unos días después de un comunicado en el que el FBI expresaba todo lo contrario.

Apple: esto no es márketing, es un asunto muy serio

Aunque la mayoría de los congresistas de la audiencia se mostraron afines a Apple (sin importar el partido), otros cuestionaron a la compañía aludiendo a una posible estratagema de márketing. “Cada vez que escucho eso me hierve la sangre” respondió Bruce Sewell. “Decir que es una estrategia de márketing o de relaciones públicas es despreciar un asunto muy serio”.

Por su parte, el director del FBI cree que Apple está “actuando por su propio interés” pero “espera” que no sea un asunto de márketing. James Comey también ha defendido que el FBI está “usando herramientas que les fueron otorgadas por ley” (algo que este mismo lunes rechazó un juez federal) y que “antes del cifrado no había ningún lugar en Estados Unidos al que no pudieran acceder sin una orden judicial”.

Sponsored

Apple confirmó al comité que la herramienta que les pide desarrollar el FBI afectaría a cualquier iPhone, no sólo al del terrorista, y que si lo hacen “pasará un minuto antes de que lleguen peticiones de otros países”. “Forzar a Apple para escribir un nuevo sistema operativo debilitará nuestra seguridad, pero no debilitará a los terroristas” dijo Sewell.

“Ya hay una puerta en el iPhone, alejen al perro guardián vicioso y permítannos forzar la cerradura” comentó el director del FBI en referencia al cifrado, una puerta que hasta ahora han podido romper sin obstáculos.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)