Un día antes de la audiencia con Apple, el gobierno de Estados Unidos consigue que el juez la posponga. El FBI habría encontrado un método alternativo para hackear el iPhone y solicita tiempo para probar su viabilidad antes de seguir adelante con el cara a cara.

El gobierno da a entender al juez que no renuncia a la orden interpuesta contra Apple, pero quiere estudiar antes un método nuevo proporcionado por un tercero. El FBI comprobará si es posible desencriptar los datos del iPhone 5c con esta técnica alternativa sin comprometer la integridad de la memoria.

Advertisement

Advertisement

El domingo 20 de marzo de 2016, un tercero demostró al FBI un posible método para desbloquear el iPhone de Farook [el terrorista de San Bernardino]. Hacen falta pruebas para determinar si se trata de un método viable que no comprometa los datos del iPhone de Farook. Si el método es viable, debería eliminar la necesidad de asistencia por parte de Apple Inc. (“Apple”) que establece en la orden All Writs Act de este caso.

En consecuencia, para tener tiempo de probar este método, el gobierno solicita que la audiencia del 22 de marzo de 2016 se cancele. El gobierno propone informar al tribunal de los avances el 5 de abril de 2016.

Según el propio gobierno de Estados Unidos, la atención mediática del caso provocó una oleada de ofrecimientos para hackear el teléfono sin la ayuda de Apple. Para Edward Snowden, esto demuestra que actuaban de “mala fe” al intentar obtener un software de Apple sin probar otras vías:

En las redes sociales no ha tardado en aparecer la idea de que cancelan la audiencia para evitar una derrota segura contra la compañía:

Apple rechazó la orden de desarrollar un firmware específico para el FBI por las implicaciones que tendría crear una puerta trasera en iOS. La seguridad de dispositivos en todo el mundo quedarían debilitada. [vía BuzzFeed News]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.