Cuando Mike Hollingshead tomaba fotos de una aurora en Minnesota, EE.UU., no se imaginaba que iba a fotografiar también ese raro fenómeno conocido como sprite o espectro rojo. Se trata de una descarga eléctrica en las zonas altas de la atmósfera, pero nunca se había captado junto a una aurora y en color natural.

Según explica la NASA, que se ha hecho eco ahora de esta imagen tomada ya en 2013, es una de las dos únicas fotos conocidas de una aurora y un espectro rojo captados a la vez (esta es la otra imagen), y la única que se ha tomado hasta ahora en color natural y con esta nitidez. Los espectros rojos son descargas eléctricas que se producen en la mesosfera (capa a entre 50 y 85 kilómetros de la superficie). Se componen de un destello filamentoso azul en la zona inferior (en esta imagen no se aprecia) y un destello rojizo en la superior. Es muy raro que se produzcan y duran solo unos milisengundos. Hollingshead tuvo la suerte y la pericia de inmortalizar uno para siempre. [vía NASA/APOD]

Foto: Mike Hollingshead