En junio de 2017 termina el plazo impuesto por la Comisión Europea para que los operadores de telefonía móvil del viejo continente eliminen las odiadas tarifas en itinerancia, lo que popularmente se conoce como roaming. Recientemente se ha dado a conocer un borrador del texto que regulará estas tarifas, y hay varios puntos interesantes. El principal es que no será ilimitado.

Tiene sentido. La UE teme que si el roaming desaparece por completo algunos clientes aprovechen la libertad de usar cualquier operador en cualquier país para realizar un uso abusivo de sus tarifas. El caso más obvio es comprar una SIM en un país en el que las tarifas sean más baratas para usarla continuamente desde otro.

Advertisement

El borrador prevé varios mecanismos de compensación que eviten estos abusos. El más importante es que las tarifas sin roaming podrían estar limitadas a solo 90 días al año. Además, la operadora podría pedir al cliente que se conecte desde su país cada 30 días para que el plan sin roaming se mantenga.

También es probable que exista algún tipo de límite al consumo establecido por la media de datos que los viajeros consuman en otros países. No se menciona una cifra exacta, pero la idea es que si nuestro consumo de minutos de voz o de datos supera cierto límite las tarifas de roaming vuelvan a entrar en vigor incluso aunque no hayan transcurrido 90 días fuera de nuestro país.

Sponsored

Finalmente, el borrador contempla la posibilidad de establecer casos especiales en los clientes que atraviesen una frontera de forma periódica para trabajar y se conecten todos los días a dos redes diferentes. En esos casos el roaming sí que podría ser realmente ilimitado. Todos estos datos, por supuesto, corresponden al borrador del texto elaborado por la UE. Es muy posible que alguno cambie cuando establezcan la normativa definitiva. [Mobile Wold Live vía El País]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.