Policía frente a la iglesia del tiroteo. AP

El pasado domingo tuvo lugar una nueva masacre con armas de fuego en Estados Unidos. Un hombre irrumpía en una iglesia en Texas y terminaba con la vida de 26 personas. Un nuevo caso que viene a sumarse a un año negro en el país. ¿La respuesta del fiscal general? Portar armas en la iglesia.

Así lo ha declarado Ken Paxton, fiscal general del estado, a Fox News. El hombre cree firmemente que la respuesta para evitar este tipo de tragedias es que los feligreses acudan a sus centros con armas. Según Paxton:

Todo lo que puedo decir es que, en Texas al menos, tenemos la oportunidad de portar armas, así que si es un lugar donde alguien tiene la capacidad de llevarlas, siempre existe la oportunidad de que se saque el arma antes de que lo haga el que tiene la oportunidad de matar a mucha gente.

Tras la respuesta, el presentador de Fox News, Eric Shawn, presionó a Paxton señalándole que llevar un arma mientras se va a rezar parecen dos conceptos diametralmente opuestos. Sin embargo, el fiscal se mantuvo en su posición.

Paxton estuvo de acuerdo en que llevar un arma a la iglesia puede parecer antinatural, “por eso mucha gente no lo hace”, replicó. Sin embargo, el fiscal argumentó que “hay que armar a algunos de los feligreses o a la congregación para que puedan responder si algo como esto pasa otra vez. La única forma de prevenir la violencia armada es que intervengan algunos de los chicos con armas de fuego”.

Advertisement

Lo cierto es que la teoría del fiscal no se acaba de sostener. Un estudio exhaustivo de Violence Policy Center descubrió que las armas “raramente se usan para matar delincuentes o detener crímenes”. De hecho, en el 2012, “por cada homicidio justificable en Estados Unidos relacionado con un arma, se utilizaron armas en 32 homicidios criminales”, concluyeron los investigadores.

No es el único trabajo. En otro estudio reciente de la Universidad de Pensilvania, se encontró que los poseedores de un arma tienen hasta 4,46 veces más probabilidades de recibir un disparo en un asalto.

Por eso asombra la respuesta de un cargo público como Paxton. Tras las recientes masacres en Las Vegas o en Texas, el fiscal general insta a los ciudadanos a que no se olviden el arma en casa cuando vayan a la iglesia. [ThinkProgress vía BoinBoing]